Arcelor-Mittal, toma la iniciativa y plantea un pulso amañado: O «Flexibilización» y «Congelación salarial» , o “ERE”

Arcelor podría parar «durante unos meses» uno de los altos hornos de Gijón. La multinacional Arcelor-Mittal tiene previsto parar «durante unos meses», entre el segundo y el tercer trimestre del año, uno de los altos hornos de Gijón y aplicar expedientes de regulación temporal de empleo (EREs) en todas las plantas de Productos Planos durante el primer semestre si persiste la atonía del mercado

 

 

ArcelorMittal toma la iniciativa

 

Esta medida afectaría a las instalaciones que la multinacional tiene en Asturias, Sestao (Vizcaya) y Sagunto (Valencia).

 

De hecho, la empresa tiene previsto parar durante este primer semestre de año las líneas de «acabados» de Productos Planos que tengan bajos niveles de carga de trabajo y reducir la actividad de las instalaciones de Sestao, informa la empresa en un comunicado.

 

En las instalaciones que la multinacional tiene en Avilés, desde principios de enero ya se encuentra parada la línea de pintura y una de las dos líneas de galvanizado.

 

Además de la posibilidad de recurrir a los EREs para adecuar la plantilla a la producción, la multinacional también plantea a corto plazo la flexibilización de los tiempos de trabajo de sus trabajadores, el adelanto de vacaciones y reasignaciones del personal propio a otras funciones, además de no realizar incrementos salariales este año.

Estas medidas han sido trasladas hoy en Madrid por directivos de la división de Productos Planos a representantes sindicales a los que expusieron la incidencia que la crisis económica está teniendo en las plantas españolas.

 

UGT y CC.OO saben mucho más de las intenciones de la multinacional del acero de lo que cuentan o estaban dispuestos a contar

 

El coordinador de los sindicatos de ArcelorMital en Europa y diputado regional del PSOE, Luis Ángel Colunga, criticó hoy la actuación «poco limpia» de la dirección de ArcelorMittal por difundir públicamente sus planes que prevén nuevos reajustes en sus plantas tras pedir discreción a los sindicatos.

 

 

Luis Ángel Colunga, «antes» en la periferia… en Asturias, y «ahora» en la refinada Europa, hay carrera política por delante

 

Colunga asistió a la reunión que se celebró hoy con la dirección de Planos de ArcelorMittal en la que la compañía incidió en las malas previsiones para 2009 y planteó el cierre de un horno alto de Gijón y expedientes de regulación de empleo para las instalaciones de Planos.

 

«En mi opinión están siendo demasiado atrevidos a la hora de plantear expedientes de regulación porque eso lleva unas condiciones, unos acuerdos y unos trámites por lo que creo que están yendo demasiado lejos», expuso Colunga en declaraciones a Europa Press.

 

Asimismo, el dirigente sindical insistió en que por parte de la empresa «no se está actuando limpiamente cuando se nos pide a los sindicatos discreción y asisto perplejo a que nada más salir de la reunión cuelgan en el portal del empleado un comunicado y difunden una nota de prensa.

 

Declaración conjunta de ArcelorMittal y del Comité de Empresa Europeo tras la reunión celebrada en Londres el pasado 15 de diciembre de 2008

 

ArceloMittal ya habla abiertamente de su propuesta:

O «Flexibilización» y «Congelación salarial» , o “ERE” 

 

Según informa la multinacional del acero, los efectos de la crisis están resultando «especialmente intensos» en España por la caída de la construcción y del sector del automóvil.

De hecho, asegura que durante el pasado año el descenso de ventas de vehículos, al que se destina buena parte de la producción de sus plantas de productos anchos, superó el 28 por ciento, frente al 8,5 por ciento registrado de media en la Unión Europea.

La empresa asegura que desde mediados del pasado año ha tomando medidas encaminadas a superar la actual crisis para que, una vez concluida, «el Grupo salga reforzado y mantenga su competitividad como líder mundial de la siderurgia».

Los directivos de la empresa han trasladado también a los sindicatos una batería de medidas, que al igual que las laborales se negociarán en cada factoría durante las próximas semanas, que irán encaminadas a la reducción de costes.

Así, la multinacional quiere priorizar el consumo de materias primas propias, producir preferentemente en periodos en los que los precios de la energía eléctrica sean más bajos, adaptar los trabajos de mantenimiento al nivel de producción real, y disminuir los costes de administración y gestión. 

 

Graciano Torre está que  se sale: Graciano Torre pide a ArcelorMittal un ´esfuerzo´ para mantener empleo

 

Los sindicatos UGT, CC.OO y USO, por ahora, de notarios mayores del reino: Temor sindical a que Mittal traslade parte de la producción a Marsella

 

 

 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *