Asturiana de Zinc ofreció una subida del 2,75%, su presidente, Santiago Zaldumbide, cobra 13 M de euros anuales (2.167.000.000 M de pesetas). Trevín, manda a la guardia civil contra los trabajadores

La evidencia de la crisis destapa la orgía, que ya no se puede consentir, de los sueldos millonarios en las empresas. El presidente de Asturiana de Zinc, Santiago Zaldumbide «cobra 13 millones de euros anuales» (2.167.000.000 M de pesetas). La oferta de Asturiana de Zinc para el convenio, considerada «inadmisible» y «un sarcasmo» por los trabajadores, consistía en un incremento del 2,75% condicionado, a que se aceptara la aplicación de una prima de asistencia que, entre otras cuestiones, supondría rebajas de la masa salarial de un 1% por dos bajas de corta duración al año, lo que los sindicatos consideran un claro recorte de las condiciones laborales en la factoría. Trevín, manda a la fuerza para reprimir a los trabajadores

Santiago Zaldumbide 13 M euros/año

La dirección de Asturiana de Zinc (AZSA) aceptó ayer reabrir la mesa de negociación para la redacción de un nuevo convenio colectivo ante el presión de las movilizaciones de los trabajadores. Según señalaron los sindicatos, la empresa aceptó reabrir el diálogo «sin condiciones», no sin antes lanzar uno de sus órdagos: «Cierre Patronal».

«Decían que hemos llegado a un punto que nunca se había dado en Asturiana de Zinc, y que si no entraba a trabajar el turno de la tarde habría un cierre patronal», afirmó un portavoz del comité de empresa acerca del órdago lanzado por la compañía a la vista de la determinación de los trabajadores de mantener su protesta ante la «última e indiscutible» oferta de subida salarial ofrecida por la dirección de la empresa.
 

Dicha oferta, «inadmisible» para los trabajadores, consistía en un incremento del 2,75% condicionado, a que se aceptara la aplicación de una prima de asistencia que, entre otras cuestiones, supondría rebajas de la masa salarial de un 1% por dos bajas de corta duración al año, lo que los sindicatos consideran un claro recorte de las condiciones laborales en la factoría.

Para los trabajadores, esa oferta llega incluso a ser considerada «un sarcasmo» cuando la empresa goza de una buena situación económica que ha llevado a importantes incrementos del salario de sus directivos. Así, los delegados sindicales critican que el presidente de la empresa, Santiago Zaldumbide «cobre 13 millones de euros anuales» y el director de la factoría Jaime Arias, «200.000 euros». A ello suman el hecho de que los cerca de 230 trabajadores -de los 650 de la planta de San Juan de Nieva- que no están sujetos a convenio, han negociado sus condiciones personalmente con la empresa y vayan a gozar de subidas salariales «de más del ocho por ciento».

 

Reivindicaciones justas 

«Lo que ocurre es que se están aprovechando de la crisis. Nuestras reivindicaciones son justas», –piden un incremento salarial equivalente al IPC más 0,5 puntos-, clamaban los representantes de los trabajadores, tras concluir las cargas de la fuerza mandada por Trevín en los accesos a la factoría.

La fuerza mandada por Trevín en nombre de Zapatero para reprimir a los trabajadores de AZSA

 La Guardia Civil, a las órdenas de Trevín, lanzó pelotas de goma y botes de humo contra los trabajadores que defendían la barricada, durante diez horas, colocada a las puertas de la factoría, tras más de una hora de hostigamineto a los trabajadores, éstos sólo abrieron las puertas, hacia las tres y cuarto de la tarde con la salida de los trabajadores que habían doblado turno en la última noche. El resto, los de los turnos de mañana y tarde, se mantuvieron a la entrada de la factoría a la espera de la llamada de la dirección de la empresa para la reunión que dio lugar al nuevo proceso de negociación, que se iniciará la próxima semana.

La actuación de la fuerza, manda por Trevín, se saldó con un trabajador herido al ser alcanzado por un bote de humo; uno de los empleados expresaba su estupefacción e indignación por el hecho de que los guardias civiles fueran a registrar su coche cuando trataba de volver a casa «tras 16 horas de trabajo».

 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *