Asturias: Aquí la trama del viento la lideran el PSOE e IU-BA-Los Verdes, somos diferentes

La “trama del viento”, que en otras comunidades se saldó con la reducción drástica de los excesivos e inoperantes parques eólicos –algunos, en zonas donde no soplaba ni el viento- que se pretendían instalar, en Asturias, tienen a sus mejores adalides en el gobierno de la seudo izquierda del PSOE e IU-BA-Los Verdes. Si nadie lo remedia, los capitales ociosos, sedientos de subvenciones y rentabilidad inmediata, instalarán 33 nuevos parques eólicos, la mayoría en el occidente asturiano, avalados por un ecologismo de pacotilla y un progresismo enfermizo en pos de las migajas del gran negocio de la producción eléctrica por el movimiento del aire. Cómo casa todo este eco-progresismo con las nueve centrales térmicas y la regasificadora contenidos en la «Estrategia Energética para Asturias», en una región que tiene un excendente de un tercio del total de su generación eléctrica.

Asturbulla

 

 

 

Grandes compañías energéticas y otras que no lo son tanto aspiran a hacerse con una porción del negocio asturiano del viento. Grupos como EDP-HC, Endesa, Acciona y E.ON han presentado ya proyectos para optar a la instalación de nuevos parques eólicos, principalmente en la zona occidental del Principado. Y otros grandes, como Iberdrola Renovables o EUFER (sociedad compartida por la italiana Enel y la española Unión Fenosa), han mostrado asimismo interés por competir en un proceso que no tendrá la forma de concurso pero que sí enfrentará a las empresas. Está en juego la instalación de al menos 33 nuevos parques eólicos con una inversión que puede superar los 700 millones de euros.

 

El Gobierno asturiano acaba de publicar en el» Boletín Oficial del Principado» (Bopa) las solicitudes de los primeros 14 parques de aerogeneración que se tramitan desde que, el pasado verano, se levantó la moratoria que frenó durante siete años la aceptación de nuevas solicitudes. Hasta 2001, la Administración autorizó once parques que ya funcionan y una veintena más que están en distintas fases de tramitación. Levantada la moratoria y aprobadas unas directrices que acotan las zonas donde es posible instalar molinos (ver gráfico superior), las empresas han presentado en apenas cinco meses 52 proyectos: 50 para nuevos emplazamientos y 2 de ampliación de complejos ya existentes, según explicó el director general de Energía y Minas, Isaac Pola. Y los 50 proyectos nuevos son para 33 emplazamientos. Esto es, de salida ya hay empresas que pugnan por instalar sus aerogeneradores en los mismos lugares.

 

La competencia entre empresas ganará intensidad en los próximos meses, coincidieron en señalar Isaac Pola y Enrique Álvarez-Uría, presidente de la patronal Asociación Eólica del Principado. Cada petición empresarial para instalar molinos de viento será sometida a un trámite de competencia, de modo que el resto de las empresas puedan optar a poner los suyos en el mismo lugar. De hecho, ya hay un cordal concreto del occidente de Asturias para el que hasta siete empresas han presentado proyectos de generación eólica.

 

El Principado ha tomado un camino distinto al de otras comunidades para repartir el aprovechamiento del viento. Ha sido común en otras regiones la convocatoria de concursos mediante los que la Administración autonómica oferta la instalación de una potencia determinada y la reparte entre las empresas. El caso más cercano y reciente es el de Galicia. La Xunta ha convocado uno de los mayores concursos eólicos de Europa para repartir 2.300 megavatios y se han presentado proyectos para 20.000. Muchos inversores y de muchos tamaños y procedencias optan al negocio gallego del viento: grandes fortunas regionales (Amancio Ortega, Manuel Jove, Jacinto Rey…), bancos y empresas energéticas o no de variopintos tamaños. Todo aliñado con fuertes tensiones entre los socios de gobierno (los socialistas del presidente Touriño y los nacionalistas del BNG) cuyo episodio más reciente ha sido la decisión de los representantes socialistas de abandonar la comisión de evaluación que durante esta semana está decidiendo en concurso.

 

En el proceso asturiano hay ya una docena de compañías involucradas, entre ellas algunos inversores locales, como el Grupo Daniel Alonso o Electra Norte (filial de Electra de Carbayín). Entre los grandes, han presentado proyectos también EDP-HC -cuya filial de energías verdes, EDP Renovables tiene su domicilio en Oviedo-, Acciona -uno de los mayores productores mundiales- y Endesa, que comparte solicitudes con Duro Felguera y Hunosa. También está interesada E.ON y se da por hecho que Iberdrola y Unión Fenosa entrarán en alguno de los procesos de competencia.

 

El pliego de condiciones para hacerse con los distintos emplazamientos prima que las compañías tengan otras inversiones y proyectos generadores de actividad y empleo en Asturias. Una consideración que puede abrir paso a un nuevo pulso entre HC y Endesa, semejante al que ya libran por hacer una central de gas en El Musel.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *