Asturias queda muy lejos de Castilla-La Mancha, Cataluña, Andalucía, Galicia, Castilla-León y Aragón, en la rentabilidad comparada, obtenida de los Fondos Mineros. Comparando con comarcas el Nalón, Caudal y Narcea, las diferencias son alarmantes

El Ministerio de Industria compensa cada empleo perdido en la minería de Castilla-La Mancha con 600.000 euros en ayudas para la creación de nuevos puestos de trabajo, mientras que Asturias recibe tan sólo 46.000 euros por empleo hullero recortado. Para ser más claros: Castilla-La Mancha recibe trece veces más subvenciones que Asturias para recuperar cada puesto de trabajo que se ha llevado por delante el ajuste minero

 

 

 A pesar del título de ésta revista, el gobierno asturiano se muestra muy «incapaz» en la captación y gestión de los fondos mineros

 

 

 Asturias

Ha captado 422,5 millones en ayudas empresariales del Plan de la Minería entre 1998 y 2007 para paliar la perdida de 9.217 empleos en el mismo período.

Castilla y León

La vecina comunidad logró 256,6 millones en ayudas a la reactivación minera para mitigar los 5.596 puestos de trabajo que se llevó por delante la reconversión del sector hullero.

Castilla-La Mancha

La autonomía castellano-manchega recibió ayudas mineras por valor de 84,8 millones para asentar empresas y paliar la destrucción de 142 empleos mineros.

Andalucía

La comunidad de Chaves captó 84,6 millones de euros en subvenciones del carbón para nuevas actividades empresariales que compensaran el recorte de 468 puestos de trabajo en sus minas.

Aragón

La región aragonesa recibió 125,7 millones entre 1998 y 2007 para generar empleo que paliara la pérdida de 1.026 puestos de minero.

Cataluña

Esta comunidad recibió 22,5 millones en ayudas mineras para empresas y perdió 196 empleos en el sector.

Galicia

Compensó la destrucción de 1.356 empleos con 85,1 millones en ayudas mineras.

 

En la comparación con otros territorios incluidos en los planes de reactivación de la minería  la balanza se inclina casi siempre contra los intereses de Asturias. Cataluña recibe 115.000 euros de ayuda a nuevas empresas por cada empleo perdido en la minería, un 250 por ciento más que Asturias. Andalucía percibe 180.000 euros por puesto de trabajo eliminado en el sector del carbón , casi cuatro veces más que Asturias; Galicia recibe 63.000 euros en ayudas empresariales por minero que se va a casa, alrededor de un tercio más que el Principado; Aragón logra 123.000 euros en subvenciones empresariales para paliar la salida de cada trabajador, casi el triple que Asturias, y León es la única comunidad autónoma que se mueve en parámetros similares al Principado y obtiene también 46.000 euros por empleo destruido. Obviamente, Asturias sigue siendo la región que más ayudas totales recibe porque ha perdido, por ejemplo, 64 veces más empleo que Castilla-La Mancha, 19 veces más que Andalucía, nueve veces más que Aragón y un 40 por ciento más que la vecina comunidad de Castilla y León.

Si la comparación se hiciera sólo respecto a los territorios mineros asturianos, tomando como referencia los guarismos de Nalón, Caudal y Narcea, las diferencias serían aún mucho más alarmantes.

Si se toma como referencia para comparar el empleo perdido en el sector minero y el empleo que el Ministerio de Industria asegura haber generado con ayudas del plan del carbón, también se aprecian importantes variaciones que casi siempre perjudican a Asturias. De esta forma, mientras el Principado y León han generado, siempre según Industria, más o menos cifras de empleo similares a las de los puestos de trabajo destruidos, otras regiones como La Mancha o Cataluña han generado ya, respectivamente y con ayudas a la reactivación hullera, 16 y 6 veces más empleo que el recortado en su minería. Andalucía también ha logrado impulsar proyectos con 6 veces más puestos de trabajo de los que había en sus minas, Galicia ha recuperado más del doble, y Aragón, cerca del triple de los puestos recortados.

El consejero de Industria del Principado, Graciano Torre, señalaba recientemente que Asturias ha sido, en cifras absolutas, la región que más empresas impulsó y más empleo alternativo generó con ayudas del plan del carbón desde 1998. Sin embargo, según los datos que él mismo ofreció, en comparación al empleo perdido, Asturias es la región que menos ayudas mineras recibe para crear puestos de trabajo alternativos y que menos ha mitigado por esta vía el ajuste, ya que las ayudas del Plan General de la Minería sólo resultan proporcionales a la pérdida de empleo en materia de infraestructuras y no directamente en la generación de empleo, quizás lo más urgente.

 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *