Delegaciones del Gobierno cuestionan a Aucalsa por el cierre del Huerna

Las delegaciones del Gobierno en Asturias y Castilla y León han finalizado el informe en el que analizan el cierre de la autopista de peaje AP-66 (León-Campomanes) durante más de 20 horas a causa de la nieve y en el mismo «cuestionan y ponen en entredicho» la actuación de la empresa concesionaria, Aucalsa, al considerar que no adoptó la medidas oportunas

 

 

 

 

Según ha podido saber EFE de fuentes oficiales, el informe ha sido trasladado al Ministerio de Fomento, que será el encargado de delimitar las responsabilidades sobre el cierre de la autopista astur-leonesa entre las 18:20 horas del día 14 y las 15:12 horas de la jornada siguiente, que dejó prácticamente incomunicada a Asturias con la Meseta.

 

El informe, consensuado entre las dos delegaciones del Gobierno, es «crítico» con la actuación de Aucalsa al considerar que la empresa concesionaria no adoptó las medidas oportunas para paliar los efectos de la nevada, lo que provocó que centenares de turismos se quedasen atrapados en la autopista y varios autobuses bloqueados en la parte leonesa, según han explicado las mismas fuentes.

 

El delegado del Gobierno en Castilla y León, Miguel Alejo, ya había avanzado que durante la nevada que obligó al cierre de la AP-66 no funcionó bien el dispositivo y recordó que comenzaron a surgir los problemas causados por la nieve sobre las 14:00 horas del día 14, pero la empresa concesionaria ni solicitó ayuda ni apoyo hasta las 18:30 horas.

 

Como consecuencia del cierre de la autopista 378 pasajeros que viajaban en ocho autobuses tuvieron que pasar la noche del 14 al 15 de diciembre en albergues y hoteles y algunos en los propios vehículos.

 

Por su parte, el delegado del Gobierno en Asturias, Antonio Trevín, anunció el pasado 16 de diciembre que se iban a evaluar los sistemas públicos y privados y los servicios de emergencia que trabajaron el 14 y 15 de diciembre en la autopista AP-66.

 

En ese momento, Trevín se mostró partidario de haber cerrado antes la autopista a todo tipo de vehículos con el fin de evitar la inseguridad y las molestias a las familias.

 

Como consecuencia del cierre de la AP-66, la Unión de Consumidores de España (UCE) presentó una denuncia administrativa ante el Ministerio de Fomento por «comportamiento negligente» en la gestión realizada por Aucalsa durante el cierre de la misma.

 

La UCE considera que Aucalsa actuó con falta de previsión al permitir la circulación de vehículos a pesar de las condiciones climatológicas.

 

Además, IU ha pedido al Gobierno que sancione a Aucalsa porque su actitud llevó a «una ratonera» a 400 coches el pasado fin de semana, a causa del temporal de nieve.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *