“Ehud Barak es un criminal de guerra, lo mismo que sus soldados”

Entrevista al columnista británico del Guardian Matt Kennard

Redress

Traducido por Ernesto Páramo y revisado por Manuel Talens

    En una entrevista con el periodista iraní Kourosh Ziabari, el columnista británico Matt Kennard habla sobre las secuelas del genocidio israelí en Gaza, el doble rasero usamericano, la impotencia de Naciones Unidas, la colusión árabe, y la necesidad de juzgar a los dirigentes israelíes por crímenes de guerra.

El periodista y columnista británico Matt Kennard se graduó en periodismo de la Escuela de Graduados de la Universidad de Columbia, en Nueva York, y ahora dirige el sitio web de noticias y comentarios, The Comment Factory. Como estudiante universitario, sus investigaciones periodísticas lo llevaron a desenmascarar al doctor Frank Ellis como un racista, lo cual provocó un escándalo nacional que obligó al profesor a jubilarse antes de tiempo.

En 2006 Kennard ganó el premio “Estudiante Articulista del Año” otorgado por el diario británico The Guardian. Ha escrito para The Guardian, The New York Post, The New Statesman, The Chicago Tribune y Newsday, entre otros, y ha entrevistado a una amplia selección de políticos, desde Jack Straw a Ken Livingstone, y a intelectuales desde Noam Chomsky a Howard Zinn.

Kourosh Ziabari: Vamos a comenzar con Ban-Ki-moon, el secretario general de una organización internacional que debería ser un ejemplo en su postura neutra y global con respecto a los acontecimientos actuales. ¿Cuáles son los motivos principales detrás de su decepcionante comportamiento y su extraño silencio ante el genocidio en Gaza?

Matt Kennard: Cuando uno habla de Naciones Unidas tiene que entender sus relaciones de poder. Se trata de una institución fundamentalmente antidemocrática. Cinco Estados tienen el poder de veto en el Consejo de Seguridad y Usamérica inevitablemente veta cualquier resolución crítica a su Estado-cliente, Israel. Por eso, las posibilidades de conseguir una declaración representativa en Naciones Unidas es algo institucionalmente imposible. El propio secretario general tiene que ser propuesto por el Consejo de Seguridad, así que el candidato tiene que ser alguien suficientemente a prueba de veto, es decir, no hablará ni claro ni con demasiada dureza en contra de los clientes de las “grandes potencias”.

KZ: Si a esto se añade el hecho de que casi un cuarto del presupuesto de Naciones Unidas viene de Usamérica, se empieza a entender por qué sus empleados encuentran tan difícil criticar a Israel.

MK: Dicho lo cual, Ban Ki-moon fue a ver la situación en Gaza, algo que Tony Blair, el “enviado de paz” nunca ha hecho, y habló claramente sobre la devastación causada por Israel, que incluyó el bombardeo de instalaciones de Naciones Unidas y la destrucción de la ayuda humanitaria, y dijo que Israel era “responsable”.

Pero cuando uno piensa en el grado de los delitos cometidos en Gaza, y contra Naciones Unidas, esas palabras también parecen totalmente insuficientes. El mundo entero fue testigo de la masacre de 1.300 personas indefensas en más de dos semanas; ¿es eso todo lo que Ban Ki-moon pudo hacer? He aquí una demostración de que cualquiera que luche por la justicia y contra la guerra no debe esperar nada de Naciones Unidas.

KZ: Sin embargo, Naciones Unidas no es el único cómplice de la carnicería en Gaza. Los Estados árabes y los países europeos desempeñaron hasta cierto punto su propio papel mortífero y contribuyeron a la masacre de civiles inocentes.

MK: Bueno, el comportamiento de los países árabes los mostró como lo que realmente son: títeres de Usamérica, lo mismo que Israel. Arabia Saudita, una monarquía retrógrada y fundamentalista, tenía las manos atadas porque le permiten continuar con su sistema corrupto, ya que es el mejor amigo de Usamérica en Oriente Próximo, después de Israel. Así que, ¿cómo podría criticar a su amigo?

Egipto es lo mismo. Hosni Mubarak es un dictador corrupto que ha ayudado a Usamérica e Israel a oprimir a los palestinos durante años, negando permiso para que la ayuda humanitaria y los productos comerciales entren a Gaza a través de la frontera de Rafá y otros puntos. ¿Por qué lo hace? ¡Porque Egipto es el segundo mayor receptor de ayuda usamericana, después de Israel, y le resulta imposible ofender a su mayor contribuidor!

En el caso de Egipto, Mubarak ha supervisado la brutal supresión de la Hermandad Musulmana, que está íntimamente relacionada con Hamás; Mubarak tenía un interés adicional por ver derrotados a Hamás y a los palestinos que votaron por ellos en las elecciones.

El único líder árabe que ha apoyado continuamente a los palestinos es Sayyed Hassan Nasralá y, con independencia de lo que uno piense de Hezbolá, su compromiso no se puede comparar con nadie más.

KZ: A pesar de todo, resulta perturbador e inaceptable que el mundo observe la política usamericana de doble rasero. Usamérica vetó tres rondas de resoluciones del Consejo de Seguridad que condenaban a Israel y pedían un alto el fuego. Mientras tanto, recordamos claramente que impuso tres rondas de embargos muy fuertes contra Irán a consecuencia de su uso legal de energía nuclear conforme al Tratado de No proliferación Nuclear. ¿Qué le parece?

MK: Bueno, su pregunta resalta la hipocresía de Naciones Unidas, que no es sino un banco de liquidación para la política exterior usamericana y, cuando muestra cualquier objeción de principios, Usamérica lleva adelante sus planes de todas maneras, como sucedió en Iraq y en la guerra contra Serbia en 1999, las dos veces de forma ilegal. De modo que no nos debe sorprender que Naciones Unidas se utilice para condenar a Irán por sus actividades nucleares, mientras que no se le dice nada a Israel por las 200 o 300 cabezas nucleares que posee, y las miles que tienen Usamérica y sus aliados.

KZ: Sí, menciona correctamente usted a la Federación de Científicos Usamericanos, que junto a otras organizaciones internacionales reconoce que Israel posee 200 cabezas nucleares, a pesar de lo cual nadie hace ningún intento serio para desarmarlo. ¿Por qué?

MK: Creo que todas las cabezas nucleares deberían ser desactivadas progresivamente en todo el mundo, pero el hecho es que a Irán, que es uno de los firmantes del Tratado de No Proliferación, el cual tiene como objetivo la reducción de armamentos nucleares, se le impone una obligación mayor de reducción que a Israel, Pakistán o India, que se han negado a firmar el TNP, a pesar de que todos ellos poseen armamentos nucleares y son aliados importantes de Usamérica. ¡Eso demuestra que si uno es aliado de no necesita cumplir con los tratados internacionales, le basta con no firmarlos! Por supuesto, la imposición de sanciones contra Irán con el apoyo de otros Estados que hacen exactamente lo mismo es una hipocresía de primera clase. De hecho, en octubre del año pasado Usamérica reconoció la legitimidad de India como poder nuclear. ¿Por qué no Irán?

KZ: Por último, ¿le parece necesario que se cree un tribunal a fin de investigar y juzgar a Israel por sus crímenes de guerra? ¿Como habría reaccionado “la comunidad internacional” si otros países, como Siria, Líbano, Venezuela o Bolivia hubieran cometido delitos similares a los de Israel?

MK: Creo que debería iniciarse una investigación de los crímenes de guerra cometidos por Israel en Gaza. Sin la menor duda, si los hubiera cometido cualquier otro Estado en vez de no Israel, sería inconcebible que no se investigaran. Recuerde que pasó después del ataque de la OTAN contra Serbia y las atrocidades en Kosovo. Los autores de los ataques fueron perseguidos y llevados a la corte para juzgarlos, y todavía siguen buscando al resto de los responsables.

Debería suceder lo mismo con Israel. Pero no sucederá, porque al igual que Naciones Unidas, las instituciones de justicia internacional son una de las funciones del poder y cuando realmente adoptan una posición contraria a la esperada son diligentemente ignoradas. Ehud Barak ya ha dicho que el gobierno israelí ayudará a defender a cualquiera de sus soldados que sea juzgado por crímenes de guerra, porque, por supuesto, el propio país es un criminal y si se declara culpables a sus soldados, Israel lo será también. Si cualquiera de los Estados antes mencionados emulase las atrocidades realizadas por Israel sería probablemente bombardeado, acusado ante un tribunal y sus líderes pasarían en prisión el resto de sus vidas.

Fuente: http://www.redress.cc/global/kziabari20090202

El periodista iraní Kourosh Ziabari colabora en el periódico Tehran Times y es miembro, asi como Ernesto Páramo y Manuel Talens, de Tlaxcala, la red de traductores por la diversidad lingüística

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *