El Museo de Tito Bustillo hace agua, como el propio gobierno del presidente Vicente

El Museo de Tito Bustillo hace aguas. La construcción de este esperado equipamiento se resiste. El agua tiene la culpa. La presencia de un nivel freático con el que no se contaba en los planos de la obra está impidiendo desarrollar los trabajos de cimentación del edificio que rendirá tributo a la caverna riosellana, una de las catedrales mundiales del arte paleolítico

 

 

El socavón sobre el que se debe levantar el futuro edificio, ayer, anegado por el agua

 

Mercedes Álvarez, consejera de Cultura reconoció ayer lo que LNE avanzó el pasado 10 de enero: que el agua ha anegado la obra y que será necesario modificar el proyecto de construcción del centro de interpretación de Tito Bustillo para solucionar los problemas de cimentación.

 

El socavón en el que se pretende levantar el equipamiento cultural, ubicado en la cantera de Corcubión, junto al río Sella, está desde hace un mes inundado y la actividad en las obras, que ejecuta FCC, es prácticamente nula, aunque Cultura aseguró ayer que nunca se han parado del todo los trabajos y que la actividad se desarrolla en los límites que permite el contratiempo del nivel freático. A pesar de este contratiempo, el director general de Patrimonio Cultural, José Luis Vega, aseguró ayer al alcalde de Ribadesella, Ramón Canal, y al concejal de Cultura, Juan González Martino, con quienes mantuvo una reunión en la sede de la Consejería, en Oviedo, que esta modificación del proyecto no implicará un mayor coste. «Estamos satisfechos porque el problema tiene solución técnica y además no supondrá un incremento de la inversión», de 4,1 millones de euros, subrayó González Martino.

 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *