El presidente de Ecuador, soslayando las «opiniones» de Zapatero, reitera que Repsol-YPF «se va del país», en un último amago para salvar la situación

El presidente de Ecuador, Rafael Correa, reiteró que Repsol-YPF «se va del país» y consideró «muy tarde» los intentos de acercamiento a él de los representantes de la compañía petrolera. «Repsol se va del país porque nos ha hecho perder el tiempo, como ocho meses, además  ha bajado la producción y las inversiones, y no ha aceptado renegociar el contrato», dijo Correa en su informe semanal de labores.

 

 

 

 

 El jefe de Estado pidió «que entiendan las compañías trasnacionales: la ‘Banana República» se acabó (…). Aquí las condiciones no las van a poner ellos, las va a poner el país«. «Ya me están contactando, que ahora si quieren hablar, es muy tarde. En todo caso, en último, (que) los reciba el ministro de Minas y Petróleos (Derlis Palacios), pero hemos tenido suficiente tiempo para hablar, ya estamos cansados de que nos hagan perder el tiempo«, puntualizó. Reiteró por ello que Repsol «se va del país, le pasaremos ese campo enseguida a una de las tantas empresas que están ansiosas de invertir en el país», dijo.

 

El ministro ecuatoriano de Minas y Petróleos anunció un día antes la ruptura de las relaciones entre el Estado ecuatoriano y Repsol-YPF por problemas en la negociación para un cambio en la modalidad de los contratos petroleros. Palacios -quien señaló que la decisión se adoptó el pasado miércoles y se la notificó el jueves- habló de «falta de seriedad» por parte de Repsol «para mantener sus compromisos que fueron ya establecidos hace algunos meses, especialmente en la parte económica».

 

Por ello, explicó, «el Estado ecuatoriano ha tomado la decisión de terminar la relación laboral con Repsol y hemos dispuesto a Petroecuador que comience la terminación anticipada de los contratos que mantienen en el país». Consultado sobre la posibilidad de cambiar la decisión respecto a Repsol, puntualizó que «la decisión está tomada».

 

Pese a ello, la compañía petrolera española señaló que no considera rotas las relaciones con Ecuador y espera poder cerrar pronto un acuerdo consensuado en las negociaciones que mantiene con el Estado ecuatoriano para modificar las condiciones de sus contratos en el país.

 

Asimismo, el presidente del Gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, expresó su convencimiento de que el Ejecutivo de Ecuador y Repsol-YPF seguirán negociando pese al anuncio del ministro de Minas y Petróleo de este país.

«Ésa es la impresión que tengo y que es lo que tienen que hacer tanto el Gobierno de Ecuador como Repsol», señaló el jefe del Ejecutivo español en una conferencia de prensa que ofreció en San Salvador al término de la XVIII Cumbre Iberoamericana.

Ante la posibilidad de que su Gobierno pueda mediar en este asunto, recordó que tanto el ministro de Asuntos Exteriores como el de Industria, «están hablando con las autoridades ecuatorianas y con los responsables de la empresa».

 

 

 

 

 

 

 


 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *