Evo Morales: «Bolivia inicia segunda independencia»

El presidente Evo Morales promulga una nueva Constitución Política del Estado (CPE), aprobada en los referendos del domingo 25 de enero con un 61,4 por ciento y con la que encamina a Bolivia a un Estado plurinacional comunitario y autonómico

 

 

 

El acto de aprobación de la ley fundamental se realizará en la avenida 6 de Marzo y calle 5 de la ciudad de El Alto, a más de 4.000 metros sobre el nivel del mar.

 

El Alto (Bolivia), 07 feb (ABI).- El presidente Evo Morales Ayma afirmó este sábado que tras la promulgación de la Constitución Política del Estado (CPE), Bolivia inicia un nuevo período que marca «su segunda independencia».

 

«Estamos reunidos para refundar el país e impulsar, en consecuencia la segunda independencia de Bolivia, con la integración latinoamericana, la Patria Grande», manifestó el Jefe de Estado ante una multitud, cifrada en medio millón de personas, que se congregó en inmediaciones de la avenida 6 de Marzo de El Alto, a 12 kilómetros de La Paz.

 

Al acto asistieron el secretario general de la Organización de Estados Americanos, el chileno  Miguel Insulza, y la indígena guatemalteca Rigoberto Menchú, premio Nóbel de la Paz (1992).

 

En su alocución de algo más de una hora, el presidente Morales, que hizo gala de su conocimiento de la historia boliviana, recordó los procesos sociales independentistas desde la colonia, el siglo XVI, hasta la independencia del país, en 1825, como motores de las conquistas sociales del pueblo boliviano.

 

«Nuestros líderes lucharon por la Patria Grande (…). Nuestro homenaje a los héroes de la Guerra del Chaco (1932-35), del Pacífico (1879), del Acre (principios del siglo XX), al nacionalismo de las Fuerzas Armadas», manifestó el Jefe de Estado.

 

«La lucha de Evo Morales, de nuestros héroes, no ha sido en vano, Gualberto Villarroel (presidente inmolado por una turba en 1946), acabó por primera vez con el pongueaje y las comunidades indígenas son gracias a esos militares nacionalistas», regidos por la doctrina del socialismo militar», proclamó el primer mandatario.

 

En reiteradas oportunidades, el presidente Morales arrancó pronunciados aplausos de las delegaciones asistentes de todo el país.

 

No se olvidó de una de las conquistas más importantes que obtuvo su gestión, la nacionalización de los hidrocarburos, en mayo de 2006, que  ha fortalecido las arcas nacionales.

 

Dijo que ahora, en este nuevo milenio, «nunca más habrá descuartizamiento como se lo hizo con Tupac Katari (en 1781) y el linchamiento de Gualberto Villarroel».

 

Tampoco pasó por alto la lucha democrática de Marcelo Quiroga Santa Cruz, «defendiendo la democracia».

 

El gobernante también rindió homenaje al sacerdote jesuita, Luis Espinal Camps, asesinado por una dictadura en marzo de1980, «quien dio la vida por el pueblo boliviano».

 

SECTORES SOCIALES

 

Asimismo, rememoró que durante la dictadura de los ‘60 y ‘70 «no se puede olvidar la participación de la Central Obrera Boliviana (COB), a los mineros que contribuyeron a la conquista de la CPE», en vigencia.

 

«El movimiento campesino a la cabeza de la Confederación Sindical Única de Trabajadores Campesinos, la COB y las fuerzas sociales, recuperaron la democracia que, lamentablemente, los agentes externos usaron para seguir sometiendo a los bolivianos», acotó Morales en un encendido discurso celebrado por recurrentes salvas de aplausos.

 

No dejó de lado el hecho de que a partir del 11 de septiembre de 2001 – cuando dos aviones comerciales, supuestamente pilotados por piratas, se encastraron en las Torres del centro de Nueva York, y dejaron más de 3.000 muertos- los dirigentes sociales fueron considerados como «terroristas».

 

«Esta lucha de los hermanos indígenas durante la colonia, con los movimientos sociales, inspira que el pueblo boliviano refunde Bolivia», añadió Morales.

 

NUEVA BOLIVIA

 

El Jefe de Estado enfatizó que después de 500 años de sometimiento y el saqueo de los recursos naturales del país, nace una nueva Bolivia, al abrigo de la Constitución que puso en vigor, 13 días después  que el 61,43% de los electores bolivianos la aprobara en las urnas.

 

«Después de 500 años de rebelión contra la invasión, contra el saqueo permanente, después de más de 180 años de resistencia contra un Estado colonial, después de 20 años de lucha permanente contra un modelo neoliberal, hoy, 7 de febrero de 2009, nace una nueva Bolivia», exaltó.

 

Calificó el hecho de «singular» importancia para Bolivia y Latinoamérica.

 

«Gracias a la conciencia del pueblo boliviano, gracias a los movimientos sociales es que la fuerza motriz hace historia, gracias a la participación activa y permanente que garantizaron la nueva Constitución por primera vez con el voto, la conciencia y la participación del pueblo boliviano», insistió.

 

Significó que hasta hace poco nunca el pueblo boliviano había decidido su destino, al tiempo de deplorar que en la filosofía de las 16 constituciones anteriores, «los movimientos sociales, obreros, religiosos, los patriotas, nunca tuvieron la oportunidad de participar en las conquistas de esas constituciones».

 

Deploró que en Bolivia, las oligarquías acomodaron permanentemente las reformas a sus intereses,  en conjuras «a puerta cerrada».

 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *