Galicia. La trama del viento. Los representantes socialistas abandonan la comisión del concurso eólico

Los representantes socialistas abandonan la comisión que debe resolver el concurso eólico. Afirman que carecen del tiempo necesario para valorar con rigor los proyectos. Ha habido «prisa», por lo que, «lamentándolo mucho, tuvimos que dejar la comisión, porque no pudimos garantizar el respeto medioambiental de los proyectos». El director general apuntó que «se ha atropellado un poco la legalidad vigente» por el deseo de agilizar el desarrollo eólico en Galicia

 

 

 

Los dos representantes de las Consellerías de Política Territorial y Medio Ambiente, ambas en manos del PSOE, han abandonado hoy la comisión que debe adjudicar las distintas propuestas presentadas al concurso eólico, según han informado fuentes del Gobierno gallego. Este concurso concederá 2.325 megavatios con proyectos industriales asociados que prevé generar 5.000 millones de euros, y que tramitó la Consellería de Industria, cuyo responsable es el nacionalista Fernando Blanco.

 

En la comisión que valora los proyectos figuran miembros de las distintas consellerías a las que afectan estos proyectos, aunque esta mañana los funcionarios que representan a las de Política Territorial y Medio Ambiente decidieron abandonar.

 

Nueva tempestad en el negocio del viento

 

El sector eólico gallego lamenta volver a estar en boca del todo el mundo, como ocurrió en el pasado. En los años en los que la Xunta estuvo en manos del PP, la especulación eólica movió 2.000 millones de euros en Galicia. Entre las adjudicatarias hubo empresas recién creadas vinculadas a empresarios y profesionales próximos al Gobierno. El asunto acabó en los juzgados, con el director xeral de Enerxía, Ramón Ordás, y su cuñado, el promotor Luis Castro Valdivia, imputados por supuestos delitos de tráfico de influencias.

 

La tercera potencia eólica mundial acumula casos de corrupción

 

España sigue siendo la tercera potencia eólica mundial, por detrás de Alemania y EE.?UU., donde Obama prevé impulsar definitivamente las energías verdes. Por comunidades, Galicia ha perdido el liderazgo a manos de Castilla-La Mancha (en potencia instalada, porque el viento gallego sigue produciendo más electricidad). El otro gran rival es Castilla y León, mientras Aragón, Andalucía y Navarra son las otras comunidades que tienen más de 1.000 megavatios. La trama del viento

 

 

 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *