Grupo Prisa y El País hacen la pelota al diplomático estadounidense y ensalzan a Bush

Foto. El embajador de EEUU Eduardo Aguirre.

 

Todavía hay quien dice ingenuamente que el grupo editorial español Prisa, y su diario “insigne” El País, son de izquierda

 

 

Cuba Debate/ inSurGente.- Realmente hay que ser muy inocente, o repetirse tantas veces esa mentira para que cándidos en política puedan creerse semejante afirmación. Una entrevista publicada el pasado martes por ese periódico al embajador norteamericano en Madrid, Eduardo Aguirre, connotado secuaz del saliente jefe del régimen de Washington, George W. Bush, dice otra vez mucho de que lado está Prisa, y cuales son los verdaderos intereses que ampara y patrocina al mismo tiempo en busca de cuantiosas sumas de dinero.

En el dialogo, El País no sólo le hace la pelota al diplomático estadounidense, sino que también ensalza a Bush, quien en todos los rincones, alumbrados y oscuros, del planeta tierra es denunciado hoy por cometer crímenes de lesa humanidad, y si pasa a la historia, tras abandonar la Casa Blanca, será sólo por el hecho de ser el único mandatario al que en el mundo le han caído a zapatazos.

Asimismo, reproduce respuestas del embajador norteamericano como las siguientes: De los interrogadores de la cárcel y centro de torturas de Guantánamo dice que «pueden haberse pasado o no, que él no es abogado ni jurista”. De las escalas en Europa de los vuelos secretos de la Agencia Central de Inteligencia CIA con prisioneros afganos y de otras naciones, que “en ningún momento Estados Unidos ha promovido actividades ilegales en suelo español».

Además, transcribe otras preguntas, y contestas del mismo representante de Bush como: “En Estados Unidos no tenemos ciudadanos de segunda clase». ¿Y los millones que viven bajo el umbral de la pobreza?: «Tú tienes el derecho de ser tan pobre como tan rico».

Por cierto, en el dialogo entre El País y Aguirre, quien dejará en enero venidero su puesto como su “querido amigo” el actual inquilino de la Casa Blanca, no hubo pregunta alguna sobre las condiciones en que se encuentra preso el periodista iraquí que le lanzó hace pocos días dos televisados y afamados zapatazos a Bush.

Como le ha ocurrido a millones de iraquíes, ese ciudadano fue golpeado y torturado por militares de Washington, según denuncias hechas por diferentes medios internacionales, y sin embargo el cotidiano “celebre” del grupo Prisa no se preocupó por las violaciones de los derechos humanos de que ha sido victima el referido comunicador.

Pero esa conducta de El País no es nueva ni mucho menos. Aún están por leerse en las páginas de ese cotidiano artículos objetivos y veraces de lo que ocurre actualmente en América Latina. En cambio, son innumerables los que publica con infamias y mentiras para denigrar del proceso revolucionario y unitario que vive esa región.

Tanto ha difamado de la izquierda latinoamericana, que ha llegado incluso hasta el punto, en uno de sus editoriales y varios trabajos periodísticos, de mancillar y ultrajar la figura legendaria de Ernesto Che Guevara, lo que evidentemente ha sido bochornoso.

Por poco menos que eso el Grupo Prisa y El País merecerían salir a zapatazos de América Latina, donde dicho de sea de paso han enriquecido sus arcas.


Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *