HÉCTOR ROCES, también jefe de UGT-Gijón, quiere seguir de jefe de UGT-Arcelor, aunque ya está prejubilado. La ejecutiva de UGT-Arcelor le pide que lo deje, pero DONAIRE, que mueve los peones, lo quiere allí, por lo que puede avecinarse en la siderúrgica

 

HÉCTOR ROCES, también jefe de UGT-Gijón, quiere seguir de jefe de UGT-Arcelor, aunque ya está prejubilado. La ejecutiva de UGT-Arcelor le pide que lo deje, pero DONAIRE, que mueve los peones, lo quiere allí, por lo que puede avecinarse en la siderúrgica

 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *