Israel va a declarar unilateralmente una “tregua-victoria”, establecida sobre el terror, que condena a los palestinos a la sumisión y al hambre permanente

Entre los aplausos de Occidente y ante la coronación imperial de “Obama-Clinton”

inSurGente

 

Una cifra cercana al millón de muertos -¿o sólo son 600.000?- le costó a los EEUU “estabilizar” la situación en Iraq. Al lado de esa gigantesca montaña de seres humanos baleados, bombardeados, ametrallados, misileados, cañoneados, quemados al fósforo blanco, degollados o tiroteados en una “guerra sucia” encargada por el Pentágono a las grandes empresas de seguridad y a sus “contratados civiles”, se han levantado dos pirámides más para que “todo un siglo las contemple”(1). La primera de ellas, mal compactada, móvil, de unos cuatro millones de seres humanos en su gran mayoría mujeres, lisiados, ancianos y niños -¿o son sólo tres?-; está integrada por los desplazados y exiliados por la guerra que trajo la Libertad del Tío Sam y de la Vieja Europa. La tercera pirámide –desdibujada tras rejas, alambradas, angares, sótanos, cárceles secretas, contenedores, “campos de combatientes enemigos y terroristas”-; está formada por los apaleados, torturados, aperreados, golpeados hasta la muerte o el “escarmiento”, y humillados (…).

 

Noticia en marcha

Es evidente que sólo un genocidio de esa magnitud, unido a la destrucción total de los medios de vida –trabajo, vivienda, escuela, hospitales, alimentación, agua potable, cualquier tipo de atención sanitaria-; y de la mínima seguridad en conservarla, le ha permitido al Imperio cerrar a cal y canto (sobre todo informativo) una olla a presión que encierra una guerra permanente y un terror inconmensurable, y que irá reventando en los próximos meses o en los próximos años.

Los políticos y militares de los EEUU –como sus alumnos aventajados en Israel- tienen una amplia experiencia en el manejo del terror y del caos.

A Gaza le han dado una buena pasada por el infierno.

Ahora llega la paz conveniente cuyo éxito ya había sido preparado por Falsimedia y los gobernantes “amigos”.

La oligarquía que en EEUU gobierna y explota -hasta límites de genocidio económico o represivo- la globalización capitalista bajo el poder político y militar del Imperio, ha dado otro gran salto adelante.

Se trata de un modelo y una técnica de “disuasión salvaje” para ganar todo el tiempo necesario y afrontar la crisis sin menoscabo para el sistema. También se trata de marcar con miles de muertos en un panorama de fuego, humo, cascotes y desolación completa, la senda por la que debe caminar el presidente Obama-Clinton.

La civilización asesina que ilustran nuestros líderes prefabricados señala con su normalidad de explotación, exclusión, saqueo y violencia sin límites, cuáles son las fronteras entre la riqueza y la pobreza, y cuáles van a ser los métodos –internos y externos- para resolver la crisis.
En los guetos de Gaza y de Cisjordania los palestinos constituyen una enorme masa de mano de obra semiesclava y encarcelada que garantiza el futuro económico del estado de Israel.

La guerra y la tregua planificada por EEUU e Israel –con la seguridad del amén de Europa-, supone la violación total de la soberanía residual que el pueblo palestino ha mantenido con un esfuerzo casi sobrehumano. Siempre robado, negado y humillado, se ha convertido ahora en el “conejillo de indias” para la globalización –según sea necesario- del terror, de la desolación o de la indiferencia.

La crisis “demanda” respuestas feroces de la oligarquía capitalista que nos ha llevado al desastre. Ellos colocan el terror ante cualquier exigencia de responsabilidades o de cambio radical del sistema económico de explotación por otro de estructura más humana.

La “libertad económica”, gritan por todas partes, es el único derecho humano y la única ley social. Los humanos –está a la vista- sólo son unos pocos. Los demás son enjambre inútil, carne de terrorismo. Como dice el documento fundacional del Imperio:

“La pobreza no hace que los pobres se conviertan en terroristas y asesinos. Pero la pobreza, las instituciones débiles y la corrupción pueden hacer que los estados débiles sean vulnerables a las redes de terroristas y a los cárteles narcotraficantes dentro de sus fronteras”.

No es seguro, sin embargo, que todo ese proyecto de dominación esté ya a su alcance.

En nuestro escenario provinciano la escenificación y el anuncio del “éxito” final de la «tregua-victoria» fue realizada por la “advertencia de amigo” del presidente Zapatero, y por la inquietud viajera del beatífico Moratinos.

Los muertos, siempre “colaterales”, siempre anecdóticos, serán olvidados instantáneamente. Nos ayudarán a ello nuestros «muñecos políticos»: una especie de robots con aspecto humano que manejan miles de gestos y mohines para simular emociones, responsabilidades asumidas, y «representaciones» democráticas.

Con dos frases y un gesto solemne que intentarán fijar en los futuros electores la “capacidad para asumir riesgos” y la “humanidad” de Zapatero, el asunto se dará por concluido.

¿De qué hablamos ahora, presidente Zapatero?

(1) Lo que los políticos con sello de “estadistas”, los miembros de la gran oligarquía económica, el Pentágono, el Consejo de Seguridad Nacional, y las grandes Comisiones del Congreso, llaman el “Gran Siglo Norteamericano”.

Noticias vinculadas

Agencias.- El Gobierno israelí decidirá mañana si establece un alto el fuego unilateral en la Franja de Gaza, lo que significa que Israel pondría fin a su operación militar sin llegar a un acuerdo con el Movimiento de Resistencia Islámica (Hamás) y que buscaría el apoyo de Estados Unidos y de Egipto para luchar contra la introducción ilegal de armas en Gaza por parte de los milicianos palestinos. Entretanto, la división entre los países árabes en relación con el conflicto se hace cada vez más palpable, y dos de ellos –Qatar y Mauritania– suspendieron sus relaciones con Israel.

Las fuentes consultadas por el diario ‘Haaretz’ que informaron de la reunión del Ejecutivo israelí destacaron también que ha habido avances en las conversaciones entre Israel y Egipto para alcanzar un acuerdo con el fin de impedir el contrabando de armas en las fronteras de la Franja.

El pacto requeriría una combinación de medidas tecnológicas para luchar contra esta actividad en la frontera con Egipto, operaciones contra los traficantes en la ciudad gazací de Rafá (donde hay un paso fronterizo) y la colaboración de expertos internacionales para encontrar los túneles excavados para introducir el armamento, precisaron las fuentes. Además, instaría a Israel y a Egipto a cooperar, sin la interferencia de Hamás, en cuestiones relacionadas con la Franja de Gaza en las que comparten intereses.

Tanto Egipto como Israel quieren que Abbas y sus fuerzas retomen el control de los pasos fronterizos. Además, Tel Aviv, que se niega a hablar directamente con Hamás, desea que la Autoridad Palestina restablezca su presencia en la Franja, que el Movimiento de Resistencia Islámica controla desde junio de 2007.

El próximo domingo podría celebrarse una reunión en la que tampoco se contaría con Hamás. El Cairo estaría planeando un encuentro entre el primer ministro israelí, Ehud Olmert; el presidente egipcio, Hosni Mubarak; y el presidente palestino, Mahmud Abbas para que firmen un acuerdo que apuntale la propuesta egipcia de alto el fuego, según dijeron fuentes oficiales occidentales que precisaron que probablemente incluirá medidas de seguridad para las fronteras de Gaza con Egipto e Israel.

Por otra parte, una delegación de Hamás y un enviado israelí llegaron hoy a la capital de Egipto para dialogar con las autoridades de este país sobre la propuesta de alto el fuego.

ACUERDO ENTRE EEUU E ISRAEL

La lucha contra el tráfico ilegal de armas con destino a Gaza fue también el tema central del acuerdo firmado hoy en Washington por la secretaria de Estado norteamericana, Condoleezza Rice, y la ministra de Asuntos Exteriores israelí, Tzipi Livni. El texto contempla compartir información, asistencia técnica y el uso de varios «recursos» estadounidenses para impedir que las armas lleguen a Hamás por tierra, mar o aire.

Livni señaló que «para que un cese de hostilidades sea duradero, debe finalizar el tráfico de armas hacia Gaza», y su homóloga estadounidense se manifestó en el mismo sentido. «Junto con los pasos que nosotros y otros miembros de la comunidad internacional podemos dar, contribuirá a un alto el fuego duradero», consideró Rice.

ROMPER LOS LAZOS CON ISRAEL

Hamás, Siria e Irán instaron a las naciones árabes y musulmanes a suspender sus relaciones con Israel en protesta por la ofensiva militar, y sus palabras no cayeron en saco roto, ya que Qatar y Mauritania tomaron esta decisión.

El líder de Hamás en el exilio, Jaled Meshaal, pidió a los dirigentes de los países árabes reunidos en Doha, capital de Qatar, en una cumbre extraordinaria con motivo de la crisis de la Franja de Gaza que corten sus lazos con Israel en protesta por su ofensiva militar.

Asimismo, Meshaal anunció que no aceptará las condiciones impuestas por Israel para establecer un alto el fuego en Gaza y aseguró que la resistencia armada no ha sido derrotada y continuará hasta que Tel Aviv ponga fin a su ofensiva.

En la misma reunión, el presidente de Siria, Bashar al Assad, declaró que la iniciativa de paz árabe para Oriente Próximo está «muerta» y pidió a los países árabes que cierren sus embajadas en Israel y pongan fin a «todas» sus relaciones directas e indirectas con este Estado. Fue el mismo llamamiento que hizo el presidente de Irán, Mahmud Ahmadineyad, quien además solicitó a los Estados musulmanes que suspendan sus relaciones con Estados Unidos.

Poco después se conoció la decisión de Mauritania y Qatar, dos de los pocos países árabes que mantenían relaciones bilaterales con Israel. Un portavoz del ministro de Asuntos Exteriores mauritano, Mohamed Mahmud Uld Mohamedu, fue el responsable de anunciar el cambio de postura de su país. Nuakchot había sufrido un importante empeoramiento en sus relaciones con Tel Aviv durante los últimos tiempos, y la semana pasada llamó a consultas a su embajador en Jerusalén en protesta por las operaciones militares en la Franja.

Por su parte, Qatar pidió a Israel que cierre su oficina comercial en Doha y retire a todo su personal en los próximos días. No obstante, el primer ministro, Sheij Hamad bin Jasim al Thani, declaró que la sede podrá abrirse una vez haya mejorado la situación.

Sin llegar al nivel de Qatar y Mauritania, Turquía se enfrentó a Israel al afirmar que este país debe ser expulsado de la ONU mientras ignore la resolución aprobada el pasado 8 de enero por el Consejo de Seguridad que pedía un alto el fuego inmediato en la Franja de Gaza.

«¿Cómo se permite a este país, que no aplica las resoluciones del Consejo de Seguridad de la ONU, entrar por las puertas de Naciones Unidas?», se preguntó el primer ministro turco, Recep Tayyip Erdogan.

DIVISIÓN EN EL MUNDO ÁRABE

La cumbre de Qatar fue boicoteada por Egipto, Arabia Saudí, Marruecos, Túnez, Jordania y la Autoridad Palestina (al parecer, en protesta por la presencia de Hamás) y contó con la participación de Hamás, Yihad Islámica y el Frente Popular para la Liberación de Palestina, así como de Ahmadineyad; Al Assad; el presidente de Líbano, Michel Suleiman; y uno de los vicepresidentes de Irak, Tariq al Hashimi.

Por otro lado, Arabia Saudí convocó una cumbre de los países árabes del Golfo para este viernes, mientras que El Cairo y Riad abogaron por hablar del tema de Gaza en un encuentro de carácter económico en Kuwait que ya estaba fijado para el próximo lunes.

Ante la incapacidad de los países árabes para ponerse de acuerdo, lo cual refleja las divisiones existentes, el presidente de la Liga Árabe, Amr Musa, dijo que «la situación árabe ha sido muy caótica», algo que consideró «lamentable».

Por un lado está el bando de Egipto, Arabia Saudí y sus aliados; por otro, Siria y Qatar, entre otros. Estos dos últimos están más próximos a Hamás, mientras que Egipto ha sido acusado de colaborar con Israel al negarse a abrir la frontera con la Franja, ayudando así a aplicar el bloqueo israelí.

Pese a estas diferencias, los ministros árabes de Asuntos Exteriores redactaron el borrador de una serie de resoluciones sobre la creación de un fondo de 2.000 millones de dólares para reconstruir Gaza, una petición de apoyo para la Autoridad Palestina y el respaldo del papel mediador de Egipto para conseguir un alto el fuego.

Ajena a las discusiones políticas, la población de Gaza sigue sufriendo las consecuencias del conflicto armado, que hoy se cobró la vida de 48 palestinos, elevando el balance de muertos a 1.169 desde el pasado 27 de diciembre (entre ellos, 370 niños y 85 mujeres) y a más de 5.015 heridos (1.745 niños), según datos de la agencia de noticias palestina Maan. En territorio israelí, los cohetes disparados este viernes desde la Franja por los milicianos palestinos provocaron heridas al menos a cuatro personas.

Hamas: «La batalla no ha acabado y no terminará con el cese de la agresión, sino con el fin de la ocupación»

Beirut, 17 ene (EFE).- El dirigente de Hamás en el Líbano, Osama Hamdán, aseguró hoy que la lucha continuará, mientras perdure la ocupación y aunque Israel suspenda unilateralmente el fuego en la franja palestina de Gaza, controlada por el grupo radical palestino.

«La batalla no ha acabado y no terminará con el cese de la agresión, sino con el fin de la ocupación», afirmó Hamdan en el «Foro de apoyo a la resistencia», en el que participan representantes de todo el mundo, y que se inauguró ayer en el palacio de la UNESCO en Beirut.

Está previsto que el Gabinete de Seguridad israelí, compuesto por doce destacados miembros del Ejecutivo, celebre esta tarde una votación que decidirá si Israel suspende el fuego unilateralmente o continúa su ofensiva militar en Gaza.

El cabecilla de Hamás agradeció los esfuerzos para lograr un alto el fuego entre las dos partes en el conflicto, en referencia a las mediaciones de Egipto y Turquía, pero afirmó que su grupo no abandonará.

«No nos declararemos vencidos, no vamos a perder y por cada mártir que cae estamos más fuertes», señaló Hamdán.

Además, reiteró las exigencias de Hamás para aceptar un alto el fuego: cese de la agresión israelí sobre Gaza, levantamiento del bloqueo y la apertura de los pasos fronterizos de la franja.

También, instó a juzgar a los culpables de las matanzas de palestinos, y dijo que desde el comienzo de la ofensiva israelí contra Gaza, Hamás ha guardado pruebas para que puedan ser juzgados.

Hamdán también hizo una llamamiento a los países, entre ellos los europeos, para que rompan sus relaciones económicas y políticas con Israel y dio las gracias a los presidentes de Venezuela, Hugo Chávez, y de Bolivia, Evo Morales, por haber decidido cortar los lazos con el Estado israelí.

En una cumbre de emergencia ayer en Doha, trece países árabes hicieron un llamamiento en la cumbre final a romper las relaciones con Israel, que fue seguido por Qatar y Mauritania, que en la misma reunión anunciaron la ruptura de los lazos políticos y económicos.

50 objetivos bombardearon en Gaza desde anoche hasta la madrugada de hoy

Rafah, frontera egipcia con Gaza, 17 ene (PL).- Fuentes castrenses hebreas aseguraron haber bombardeado 50 objetivos en Gaza desde anoche hasta la madrugada de hoy, mientras las milicias islamistas afines al grupo Hamas dispararon unos 20 cohetes contra territorio judío, cuatro menos de los reportados el jueves.

Hasta el momento se conoció que 13 israelíes murieron, 10 de ellos militares, y 78 fueron heridos por los enfrentamientos con los milicianos palestinos que han hecho feroz resistencia.

Una funcionaria del grupo logístico del Programa Mundial de Alimentos (PMA) precisó a Prensa Latina que autoridades de salud palestina contabilizaron desde el inicio de la agresión, el 27 de diciembre, mil 199 muertos y cinco mil 15 heridos.

De la cifra total de decesos, 370 eran niños (equivalente a un 32 por ciento) y 85 mujeres (siete por ciento), mientras de los heridos mil 745 (35 por ciento del total) son infantes y 740 (15 por ciento) féminas, indicó la fuente que requirió el anonimato.

Asimismo, citó datos de la Oficina de Coordinación de Asuntos Humanitarios de la ONU (OCHA, por sus siglas en inglés), según los cuales, en igual período murieron cinco empleados de la UNRWA e igual número resultó herido.

La UNRWA sufrió igualmente la pérdida irreparable de tres contratistas y lesiones en otros cuatro con similar estatus, mientras el PMA reportó que una persona que trabajaba bajo su mandato falleció y dos sufrieron heridas.

Según la fuente, las fuerzas de aire, mar y tierra de Israel atacaron y destruyeron en 22 días 50 instalaciones y cuatro caravanas de vehículos de la ONU, además de una instalación y varios conjuntos habitacionales de organizaciones no gubernamentales.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *