Israel mata a cuatro palestinos en Gaza, mantiene sitiada toda la franja y prepara una acción contundente del ejército sionista en la zona

Cuatro palestinos han muerto en un bombardeo aéreo israelí en el norte de Gaza. Varios testigos aseguraron que un avión no pilotado lanzó este domingo una bomba contra un grupo de activistas de los Comités Populares de Resistencia, una milicia de Hamás

 

 

Abu Muyahid

 

 

«Responderemos cada vez y en cualquier lugar», «nunca nos quedaremos callados ante las violaciones de la ocupación israelí a pesar de la tregua. Nos enfrentaremos a cualquier agresión contra el pueblo palestino y nuestras milicias», advirtió tras el ataque el portavoz de los Comités, Abu Muyahid.

 

Las víctimas del ataque israelí fueron identificados como Talal Al-Aamudi de 23 años, , y Hassuna Muhammad, Ahmad Al-Hilou y Basil Al-Si, todos de veinte años. Los ataques de Israel han producido diecisiete muertos entre ciudadanos palestinos, desde que entró en vigor la tregua propiciada por Egipto en junio pasado. En Israel no se han producido víctimas por la respuesta palestina con lanzamiento de cohetes artesanales y proyectiles de mortero por los grupos armados palestinos.

 

El primer ministro del gobierno de Hamas, Ismail Haniya, supeditó el mantenimiento de la tregua «a la detención de la máquina de guerra sionista que mata a los palestinos y al final del asedio injusto». Haniya realizó estas declaraciones tras participar en el funeral de los cuatro palestinos muertos en un ataque aéreo israelí realizado el domingo por la mañana.

 

 

Uno de los cuatro palestinos muertos tras el bombardeo israelí en la ciudad de Gaza

 

 

 

El 4 de noviembre de Israel invadió la Franja de Gaza, violando flagrantemente la tregua de cinco meses que se había estado cumpliendo. Desde entonces, las facciones palestinas han reanudado el lanzamiento de proyectiles caseros en áreas dentro de Israel.

 

El viernes, el viceprimer ministro israelí, Haim Ramón, dio por muerta «de hecho» la tregua, mientras que Olmert amenazó con una gran operación militar en Gaza para desestabilizar el régimen islamista. «Di orden a los servicios de seguridad de presentarme lo más pronto posible las proposiciones para establecer un plan de acción», dijo. Dio también instrucciones a las autoridades judiciales y militares de «poner fin a sus discusiones, que duran desde hace mucho, para poder presentar diferentes planes de acción contra Hamas».

 

Tzipi Livni, jefa del partido en el poder Kadima, que podría reemplazar a Olmert si su movimiento gana las elecciones anticipadas del 10 de febrero, se mostró a favor de la posición adoptada por Olmert. «Se ha violado la tregua, es un hecho. Israel no puede aceptar una violación sin actuar. El ejército debe presentarnos opciones para determinar la naturaleza de nuestra reacción», argumentó.

 

La divergencias dentro del gobierno israelí, llegaron por boca del líder laborista y ministro de Defensa, Ehud Barak, quien usó un tono más moderado. «Si el otro campo quiere tregua, lo tomamos en serio», insistió mientras uno de sus colaboradores, Amos Gilad, consideraba que las posibilidades de mantenimiento de la tregua son «elevadas».

 

Las organizaciones humanitarias y la ONU se han alarmado por la situación en la franja de la Gaza, advirtiendo contra una próxima crisis alimentaria en ese territorio.

 

 

Agencia de Ayuda a los Refugiados Palestinos de la ONU (UNRWA)

 

 

El 64% del millón y medio de palestinos de la franja de Gaza, casi 1 millón de personas, vive por debajo del umbral de la pobreza, según un nuevo estudio dado a conocer por el instituto demográfico Near East Consulting, con sede en Cisjordania. El instituto atribuye el deterioro de las condiciones de vida de los residentes en Gaza al bloqueo, así como a las sanciones económicas impuestas a este territorio palestino por Israel. Los datos revelan asimismo que el 73% de los habitantes de la franja padece de escasez de alimentos, mientras que el 76% sufre falta de medicinas.


La Agencia de Ayuda a los Refugiados Palestinos de la ONU (UNRWA), que ofrece asistencia a los residentes de Gaza, dijo que el bloqueo de Gaza obligaría el lunes a la paralización de sus programas de distribución de alimentos, afectando a 1.000.000 de personas. «La gente va a empezar a pasar hambre«, advirtió el portavoz de este organismo, Christopher Gunness, según informaciones de la agencia palestina Maan.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *