La ciencia y el capitalismo: la línea divisoria entre salvar vidas o salvar dinero

 

Eduardo Camín, Periodista uruguayo acreditado en la ONU- Ginebra, miembro asociado del Centro Latinoamericano de AnálisisEstratégico (CLAE)

 

Los discursos de los gobernantes del mundo y el conjunto de los grandes medios de comuncación hablan todo el tiempo sobre el coronavirus y como enfrentarlo. Es imprescindible en primer lugar identificar que estamos en manos de una siniestra cúpula política burguesa comandada por un núcleo de países industrializados, en asociación con corporaciones financieras.

Nada de lo que hoy nos pasa se explica correcta y científicamente sin partir de esta realidad, de su incidencia sobre el planeta y la vida humana. La irresponsabilidad de estos actores políticos y su clase social es total. Estamos viendo en el plano de una crisis mundial y una pandemia, la lógica cotidiana del sistema capitalista que en todo su recorrido tiene un desprecio total por la vida, ya que está ordenado por sus ganancias.

Tanto en los países centrales como en los periféricos se han deteriorado ostensiblemente todos los parámetros presupuestarios en materia de salud pública. Y ahora se corre desde atrás y en desventaja absoluta, frente a un virus que nos lleva la delantera y nos ha sacado un enorme predominio en sus tiempos.

El capitalismo primero genera condiciones para que estos virus se propaguen. Se habla por ejemplo de la relación a veces no óptima entre animales y humanos o entre animales salvajes y domésticos por el alto porcentaje de enfermedades que estas relaciones de contacto pueden producir y que se identifican como enfermedades zoonóticas.

Pero no se dice que la producción capitalista irracional empuja los desmontes, la agricultura descontrolada y la pérdida de hábitat de especies salvajes, además del debilitamiento de la tan necesaria biodiversidad, lo cual alimenta a diario la propagación de infecciones. A esto habría que agregarle el componente de agrotóxicos y todo tipo de elementos contaminantes inducidos sobre la producción masiva de alimentos.

El sistema también hace su parte cuando coloca en situación de hacinamiento a cientos de millones de personas en las grandes ciudades y en particular en masivos barrios populares en condiciones muy precarias de cuidado y alimentación, por el crecimiento inducido, a través de planes de ajuste, de la pobreza y la indigencia a nivel mundial. Se vive en pleno siglo XXI en situación de insalubridad extrema, cotidiana y masiva. A lo cual se suma que grandes franjas poblacionales tienen parámetros dramáticos de mala alimentación.

La preparación para los desastres puede ayudar a salvar vidas y ahorrar  dineroPandemias, muerte, contagios masivos. Todo precedido por fuertes transformaciones económicas y sociales en esta desbocada carrera del capitalismo globalizador, marcada por la destrucción ambiental y el aumento de la pobreza. Un proceso de transformaciones que coloca a todo el planeta en función de un modelo de producción irracional, para que “cierren sus cuentas” abandonan toda política seria, científica y presupuestaria sobre la salud pública.

Los negocios irracionales nos trajeron hasta acá. Y ahora las grandes potencias quieren seguir ordenadas por sus ganancias en medio de la pandemia, incluida en el negocio de la búsqueda de vacunas.

Pero en realidad, la verdad es exactamente lo opuesto. Y ahora se corre desde atrás y en desventaja absoluta, frente a un virus que  lleva la delantera y nos ha sacado un enorme predominio en sus tiempos. No hablamos de un escenario catástrofico, ni de designios apocalípticos. Hablamos de la realidad tangible a lo cual nos trajo este sistema que, ni aún frente a la muerte y a una epidemia de contagios masivos,  deja de pensar en la lógica de negocios y competencia.

La vacuna una nueva guerra comercial en ciernes

El mapa de la vacuna para salvar vidas marca el paso a una recuperación  difícilLa cuestión del acceso a la hipotética vacuna futura tiene como telón de fondo la brutal guerra comercial que libran las principales potencias capitalistas del planeta por obtener una ventaja, ya sea en la vacuna o en un remedio para el coronavirus.

Recordamos que a fines de mayo la Organización Mundial de la Salud (OMS) promovió junto a una treintena de paises e instituciones internacionales, una plataforma de acceso mancomunado a tecnología sobre Covid 19, con la pretensión de colectivizar derechos sobre tecnologías y explotación de productos para que estuvieran disponibles universalmente y fueran considerados´ bienes públicos mundiales¨.

Pero casi simultáneamente, EEUU, anunciaba su ruptura con la OMS y el retiro de toda colaboración económica. Por otra parte la declaración en favor de la plataforma común, tampoco la suscriben Alemania, China, Inglaterra o Japón, o sea ninguna de las potencias capaces de registrar una vacuna. En realidad ni EEUU, ni China ni la UE están dispuestos a ceder un ápice en la guerra sin cuartel que se brindan para obtener una vacuna a como de lugar.

Por lo tanto, la reventa posterior de la vacuna a terceros paises no podrá sustraerse a esa guerra sanitario-comercial. La industria Falso dilema: salvar vidas o salvar empleosfarmacéutica es bien conocida por sus precios exorbitantes y por negarse a distribuir medicamentos a aquellos que no los pueden costear.Las grandes farmacéuticas tienen una historia igualmente lamentable en lo que se refiere a investigación y desarrollo en su industria.

El escenario que tuvo lugar a fines de la década de 1990 con los cocteles antirretrovirales contra el HIV con el estallido de crisis políticas y rebeliones populares por su abastecimiento podría repetirse ahora con la eventual vacuna de la Covid 19. Al problema de la explotación de la patente de esta vacuna, se añade la de impulsar instalaciones en las que puedan ser fabricadas, lo que también limitara el suministro mundial.

Nuestras vidas valen más que sus ganancias

La competencia puede servir como un motivador para el desarrollo de nuevos productos. Pero como ya hemos visto, también puede servir como motivador para prevenir que nuevos productos jamás vean la luz del día. Las empresas no sólo se niegan a financiar investigaciones para el desarrollo de un producto que pueda herir su industria, sino que en algunos casos irán extraordinariamente lejos para prevenir que más nadie pueda realizar el mismo tipo de investigaciones.

Mientras que comprar patentes es un medio efectivo para detener o paralizar nuevas innovaciones, el sistema capitalista tiene otras maneras de detener investigaciones y desarrollo. La naturaleza misma de un sistema basado en la competencia hace que la investigación colaborativa sea cuasi imposible.El mapa de la vacuna para salvar vidas marca el paso a una recuperación  difícil

Bien sea en la industria farmacéutica, la automotriz o cualquier otra, el capitalismo divide a los mejores científicos e ingenieros entre corporaciones en competencia. Cualquiera involucrado en investigación o desarrollo de productos se ve forzado a firmar acuerdos de confidencialidad como condición de trabajo.

La revisión por pares, o el arbitraje, se supone que es una pieza fundamental del método científico. Muchas veces, los grandes avances los realizan no grupos de investigación individuales sino muchos grupos de investigadores.

Un grupo desarrolla una pieza del rompecabezas, algún otro descubre otra e incluso otro equipo más de científicos logra juntar todas las piezas. ¿Cómo puede un sistema basado en la competencia promover tales esfuerzos colaborativos? Simplemente no puede.

El primer paso en este proceso fue simplemente reconocer que la ciencia es una prioridad. Bajo el capitalismo, la habilidad de las empresas privadas para desarrollar la ciencia y tecnología se limita por la visión estrecha de lo que es rentable. Las compañías no planifican avanzar en tecnología, sino en armar productos mercadeables y sólo harán lo mínimo necesario para llevar sus productos al mercado.

La ciencia está siendo contenida por intereses particulares de la industria capitalista. La falta de recursos para educación e investigación mantiene las puertas cerradas a estudiantes e investigadores interesados, sin olvidar la interferencia religiosa o el revisionismo que encierra a la ciencia en una jaula y declara importantes campos de estudio como prohibidos.

Protocolos que salvan vidasEn este siglo XXI podemos ver cómo el capitalismo internacionalizó y globalizó a velocidad sus mecanismos de ganancia, comercio y transacciones financieras que pasan de continente a continente en segundos, y como los modernos mecanismos internacionales de tránsito y viaje propagaron en días una pandemia a todos los continentes. Pero esa misma velocidad no se aplica en cuanto a socialización de los avances científicos, que a cuentagotas pasa de los países centrales a los periféricos.

No se puede olvidar otro aspecto esencial de la realidad capitalista: la profundidad de las transformaciones irracionales que el modelo capitalista genera viene haciendo que diversos virus que antes se manifestaban con períodos algo más largos de tiempo entre sí, en las últimas décadas se volvieron cada vez más recurrentes.

Tomemos nota que en pocos años y con desiguales alcances internacionales, regionales o en determinados países ya tuvimos al SARS en 2002, la gripe porcina H1N1 en 2009, el MERS en 2012,  el Ébola en 2014, el Zika en 2015 y  el Dengue 2016.

Todas estas diversas manifestaciones virales entierran la idea errónea que viejas o nuevas plagas no nos afectarían por el avance de la sociedad. No vamos a encontrar las respuestas a este flagelo buceando en las predicciones de Nostradamus, sino comprendiendo científicamente cómo llegamos hasta acá y quiénes son los responsables de epidemias y pandemias, muchas de las cuales son evitables.

Ahora con la pandemia del coronavirus en pleno desarrollo mundial y avance constante, nos adentramos a una nueva irracionalidad: por centrarse en nuevos negocios capitalistas se condicionan las formas más rápidas, eficientes y masivas de obtener vacunas, cerrando el círculo macabro de un sistema que desprecia la vida humana y coloca a las ideas y avances científicos como una mercancía más, regida por las normas de ganancia capitalista.La OMS prevé la distribución equitativa de 2.000 millones de vacunas para  2021 - Télam - Agencia Nacional de Noticias

 Coronavirus y vacunas: la irracional competencia capitalista

Sin embargo, así como ante la irrupción de este virus el capitalismo jugó su nocivo papel al liquidar las inversiones en salud pública y generar mediante la pobreza y la destrucción ambiental, condiciones optimas para que proliferen todo tipo de virus; ahora en torno a las posibles vacunas también el decadente sistema capitalista juega su rol regresivo contra la vida humana.

Es obvio que ante semejante flagelo todos los avances científicos tienen que coordinarse a velocidad, poniendo todas las estructuras de ciencia y medicina a disposición. Parece obvio que debiera hacerse, pero no es así. Estamos presenciando lo contrario, un ejemplo brutal de lo nocivo que es que la salud, incluida la investigación científica y producción de vacunas, cuando está en manos privadas.

Lo que estamos presenciando es una feroz competencia interimperialista por ver quién logra primero una vacuna, se queda con sus patentes y por ende con la ganancia millonaria para venderla nivel mundial.  Además del mérito estratégico para sus futuras disputas, de haberlo logrado primero que nadie y hacerlo sentir salvando su propia población antes que a otras. O lo que es peor, salvando a quienes vayan pagando por la vacuna.

En medio de esta carrera comercial y disputa entre potencias, pudimos ver a Donald Trump anunciando varias veces que tendrían la vacuna, y también ser desmentido rápidamente por funcionarios de salud. O a varias empresas  también haciendo anuncios irreales, todo como parte de una disputa irracional que adquiere dimensiones trágicas. Si bien es cierto que hay pruebas permanentes en diversos países pero nada indica que en pocos días o semanas se logre una eficacia absoluta con la vacuna.

 

http://estrategia.la/2020/12/02/la-ciencia-y-el-capitalismo-la-linea-divisoria-entre-salvar-vidas-o-salvar-dinero/

    147 Comments

    1. 2 agosto 2021 - 03:05

      clomid generic – site clomid for sale

      Reply
    2. 4 agosto 2021 - 21:23

      can you buy viagra over the counter in south africa – viagra uk otc 100mg sildenafil prices

      Reply
    3. 27 agosto 2021 - 20:52

      100mg sildenafil for sale – can you buy viagra in mexico over the counter

      Reply
    4. 29 agosto 2021 - 07:14

      generic cialis buy uk – pharmacy online uae

      Reply
    5. 22 septiembre 2021 - 01:48

      cheap sildenafil online canadian pharmacy – sildepl sildenafil online prescription free

      Reply
    6. 30 septiembre 2021 - 15:25

      vardenafil online canada – vardeed.com non prescription erection pills

      Reply
    7. 10 octubre 2021 - 13:37

      ivermectin 3 मिलीग्राम ट्याब्लेट खुराक http://stromectoloff.com/ ivermectin for humans where to buy locally near me

      Reply
    8. 27 octubre 2021 - 09:15

      ivermectin 12 mg for humans for sale – ivermectin us ivermectin 3 mg pills for humans

      Reply
    9. 17 noviembre 2021 - 18:46

      If you would like to get a great deal from this post then you have to apply these strategies to your won website.|

      Reply
    10. 23 noviembre 2021 - 00:33

      It’s appropriate time to make a few plans for the long run and it is time to be happy.
      I have learn this submit and if I may just I want to recommend you
      few attention-grabbing issues or suggestions. Maybe you can write subsequent
      articles relating to this article. I want to learn more things about
      it!

      Reply
    11. John Reimers
      24 noviembre 2021 - 07:36

      cialis 20mg review cialis walmart cialis tadalafil

      Reply
    12. 24 noviembre 2021 - 17:07

      I’ve been surfing online more than three hours today, yet I never found any interesting article
      like yours. It’s pretty worth enough for me.
      Personally, if all webmasters and bloggers made good content as you did,
      the net will be much more useful than ever before.

      Reply
    13. 25 noviembre 2021 - 08:54

      I’ve been surfing on-line more than three hours lately,
      but I never found any fascinating article like yours.
      It is beautiful worth sufficient for me. Personally, if
      all website owners and bloggers made just right content material as
      you did, the net shall be a lot more useful than ever before.

      Reply
    14. 28 noviembre 2021 - 01:35

      Hi! I simply wish to offer you a big thumbs up for the excellent info you’ve got right here on this post. I will be coming back to your site for more soon.|

      Reply

    Leave a Reply

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *