Ante la presión por las malas noticias para la siderurgia en Asturias, la ejecutiva de UGT en Arcelor pide a Héctor Roces que deje la secretaría general al prejubilarse. Dos días después dimitió

La mayoría de la ejecutiva de la sección sindical de UGT en la factoría de Arcelor en Veriña pidió el pasado 28 de octubre a su secretario general, Héctor Roces (que compatibiliza ese cargo con el secretario general de la Unión Comarcal de UGT de Gijón), que abandonara la secretaría de la sección sindical a partir de hoy, lunes, fecha en la que Héctor Roces se prejubila como trabajador de Arcelor-Mittal

 

Héctor Roces

 

 

Héctor Roces convocó una reunión de la ejecutiva de UGT en Veriña en esa fecha con el único punto en el orden del día de explicar la situación tras su prejubilación como trabajador.

 

Después de que la mayoría de los asistentes se pronunciara a favor de que el cargo pasara a manos de un trabajador en activo, Roces apuntó que sólo se trataba de una consulta y que no se iba a someter a votación la cuestión. Apuntó su intención de continuar al frente de la sección sindical pese a la prejubilación.

 

Afiliados de base a UGT en la factoría han mostrado su malestar por que represente sus intereses un cargo sindical que ha dejado de estar en activo.

 

Las mismas fuentes se preguntan por qué la dirección de Arcelor ha facilitado un pase permanente a las instalaciones de la empresa a Héctor Roces, cuando otros prejubilados, incluso con cargo sindical, que quieren acceder a las mismas lo tienen que hacer como visitantes.

 

Asturbulla

 

Con la que se avecina en ArcelorMittal, –ver declaraciones de José Ramón Laso secretario estatal de siderurgia de CC.OO-, que esta misma semana ha anunciado un plan de bajas incentivadas para 9.000 empleados en todo el mundo, 6.000 de ellos en Europa y 850 en Asturias.

 

Una multinacional del acero que ha pasado, por arte de magia, de los beneficios a las perdidas en su balance, en un periodo de tiempo tan corto como un trimestre, pone de los nervios a cualquiera y no nos extraña que las bases de los sindicatos subvencionados, en este caso UGT, quieran un poco de aire fresco en sus secciones sindicales, para poder tomar decisiones sin la contaminación de los «compromisos» políticos que han adquirido sus dirigentes liberados y profesionales, como es el caso de Héctor Roces.

 

Dos perlas de la entrevista con José Ramón Laso:

 

-¿Qué opina de la propuesta que ha hecho el Gobierno regional de que empresas asturianas asuman los servicios que externalice ArcelorMittal?

 

-Es es la mayor barbaridad que he oído. La clave no está en externalizar servicios. ¿Acaso Areces y Torre creen que los servicios externalizados no tienen coste? En siderurgia, los costes de la mano de obra no son los importantes. Los que cuentan son los de la materia prima y los de la energía, y eso no se resuelve externalizando. Mittal está hablando de dinero, de ahorrar costes.

 

-El Principado se ha ofrecido a mediar para que los ajustes no repercutan en el empleo, con el argumento de que Mittal siempre le ha escuchado.

 

-Las multinacionales escuchan a los políticos para que se hagan la foto. Pero fuera de la foto, no hay nada. Que nadie se engañe y piense que porque Mittal dijo que le gustó Asturias, estamos en ventaja. El dinero no está en clave sentimental. El peso de Asturias en la multinacional es uno más.

 

CCOO critica la política de «guante de seda y puño de hierro» de Arcelor

 

Continuará…..

 

El 3 de dicembre, como confirmación que las cosas están muy mal en Arcelor Mitall:

 

Héctor Roces presenta su dimisión a la ejecutiva de UGT en Arcelor

 

 

 

 

 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *