La OPEP prepara el «escenario para recortar la producción de petroleo

La Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) ha revisado fuertemente a la baja sus previsiones de la demanda de crudo mundial en 2008. Lo hace antes de reunirse el próximo mes para evaluar una posible recorte de su producción, como consecuencia de la caída del precio petroleo

 

Sede central de la OPEP, en Viena.

Según su informe mensual, el cartel prevé ahora un incremento mundial de la demanda para 2008 del 0,64%, frente al 1,02% que había señalado en septiembre.

En concreto, la OPEP espera ahora una demanda de 86,45 millones de barriles por día (b/d) frente a los 86,79 anunciados en septiembre. Para el año próximo, la nueva previsión da cuenta de 87,21 millones de b/d, 760.000 b/d menos que la estimación publicada en septiembre.

Los expertos del cartel explican en su informe que, en 2009, no sólo la demanda será en Estados Unidos mucho menor que lo que se esperaba en principio, «al menos en el primer semestre», sino que además se producirá un efecto en las otras grandes economías del globo.

Sin embargo, en los países que no forman parte de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), es decir los países emergentes y en vías de desarrollo, la OPEP apuesta por un aumento de la demanda de 1,1 millones de barriles por día (mbd) en 2009.

«Aún si los Gobiernos triunfan en calmar a los mercados accionarios y en descongelar a los mercados crediticios en el futuro cercano, las repercusiones sobre la economía real de los problemas del mercado financiero serán considerables», explica el informe.

El informe del grupo implicaría que este necesitaría reducir su producción en 1 millón de bpd frente a los niveles de septiembre para abastecer la demanda promedio del año próximo, pese a que el consumo habitualmente crece durante el invierno.

Los ministros de la OPEP convocaron una reunión de emergencia para el 18 de noviembre, tras el desplome de los precios desde el récord de más de 147 dólares alcanzado en julio.

 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *