La OTAN da marcha atrás y no concede el Plan de Acción para Afiliación a la Alianza a Ucrania y Georgia

Los cancilleres de exyeriores de los 26 países miembros de la UE no aprobaron la decisión de concederles a Ucrania y Georgia el Plan de Acción de Adhesión a la OTAN (MAP), informó hoy el secretario general de la Alianza Atlántica, Jaap de Hoop Scheffer.

 

 

«La decisión de conceder el MAP no se tomó», dijo el secretario general de la OTAN al término del primer día de la reunión del Consejo de la OTAN celebrada a nivel de ministros de Asuntos Exteriores.

 

Esta decisión sorpresa desmiente los grandes titulares de prensa, «La OTAN ratifica hoy la adhesión de Georgia y Ucrania a la Alianza».

 

Italia, que ya había expresado sus reservas a la entrada en la OTAN de Ucrania y Georgia, representada en la reunión de Bruselas, por el ministro de Asuntos Exteriores italiano, Franco Frattini, ya adelantaba su posición antes de comerzar el debate: «Sólo podemos reafirmar lo que se decidió en Bucarest pero no hay que insistir en que el Plan de Acción de Adhesión sea la prioridad ahora de las discusiones«, recalcó a su llegada a la reunión de ministros de Exteriores de la OTAN en Bruselas en alusión al estatus de país candidato a entrar en la Alianza (MAP), al que aspiran Ucrania y Georgia. «Tenemos que discutir de forma pragmática, sino podemos fracasar», agregó.

 

El jefe de la diplomacia italiana consideró que «sería mucho mejor» que los aliados ayuden a Georgia y a Ucrania a impulsar el proceso de reformas necesario para entrar un día en la OTAN a través de «nuevos instrumentos» como son las Comisiones OTAN-Ucrania y OTAN-Georgia que «insistir en el MAP, donde hay algunas divergencias» entre aliados, subrayó. «Lo primero es evitar en todo caso divergencias y divisiones entre nuestros miembros porque ello enviaría una muy mala señal al resto del mundo», agregó.

 

Rusia confirma que la reunión informal del Consejo, Rusia–OTAN, puede celebrarse antes de finales de 2008, según declaró hoy Dmitri Rogozin, embajador de Rusia ante la Alianza Atlántica que compartirá representación, en la reunión de Bruaelas con el nuevo representante militar de Rusia ante la OTAN, el general Alexei Máslov.

 

Como es sabido, la dirección de la OTAN de forma automática expresó su apoyo al Gobierno georgiano y suspendió todos los contactos militares con Moscú, sin haber establecido o al menos intentado investigar, las causas que ocasionaron el conflicto y desvelar cuál fue el país responsable del conflicto.

 

Incluso, el secretario general de la OTAN Jaap de Hoop Scheffer declaró que la alianza no desarrollará ningún tipo de cooperación con Rusia mientras que Moscú no retire sus tropas de los territorios de Abjasia y Osetia del Sur.

 

Posteriormente, el funcionario modificó un poco su postura al decir que la OTAN restablecerá las relaciones con Moscú, pero que éstas ya no serán como antes. Constatar que las relaciones entre la OTAN y Rusia siempre han sido complicadas ya no es noticia. En muchas ocasiones, tanto Moscú como Bruselas han expresado de todas las formas su disconformidad por el estado de sus relaciones.

 

La UE trata de frenar a Rusia en el espacio postsoviético

 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *