La plataforma contra el ‘CATASTRAZO’ inicia una campaña informativa sobre el IBI

Representantes de las asociaciones de vecinos de la zona rural, así como algunos ciudadanos de la zona urbana se reunieron ayer con el fin de hacer oficial la creación de una plataforma ciudadana contra el ‘catastrazo’. «La gente no sabe que dentro de cuatro años nos van a meter el palo», dice el abogado Dionisio Blanco. El colectivo no descarta «echarse a la calle» en el futuro

 La subida catastral repercutirá también en el impuesto de sucesiones y retraerá la venta de las viviendas debido a la presión impositiva, según quedó de manifiesto en la asamblea
 
 
Fue en el salón de actos de la Casa Sindical. Allí, los asistentes discutieron sobre cuáles deberían ser «los primeros pasos a seguir» ante lo que no dudaron en calificar de «un robo a mano armada» del Ayuntamiento al aplicar la subida en los recibos del IBI.
 
 
Alfonso Gallardo, representante de los ciudadanos afectados, apuntó que «es duro concienciar de que el Ayuntamiento está intentando recaudar dinero a costa de todos los ciudadanos, pero es necesario que las personas se involucren» en el movimiento contra el  ‘CATASTRAZO’.
 
 
Gallardo insistió en que «en la información que les llega a los gijoneses a través de la Gaceta de Gijón parece que sólo se trata de una subida del año que viene, pero no se dan cuenta del alcance real del problema».
 
 

El abogado Dionisio Blanco, que también acudió a esta primera reunión de la plataforma, subrayó la importancia de «la presión popular» para lo que consideró imprescindible también informar a los ciudadanos ya que «en muchos casos, la gente no sabe qué ocurre», detectó. «¿Donde está el mal de este valor? Se ve que hay poca subida de un año para otro, pero esto influye en otra clase de impuestos. La gente cree que es sólo el papelito éste, pero dentro de cuatro años nos van a meter el palo», añadió.

 
 

Jesús Fernández portavoz de la asociación de vecinos de San Andrés de los Tacones resaltó la importancia de transmitir a los gijoneses «las implicaciones que conllevan esos 10 euros de subida».
 
 
De momento, el primer objetivo de la plataforma será hacer ver a la ciudadanía que «nos están alterando el uso y el valor de la propiedad». En resumen, informar y transmitir «todas las inquietudes al conjunto de la población». Otro de sus objetivos es «echarse a la calle», pero para ello primero «hay que organizarse».
 
 
De momento, los esfuerzos se concentrarán en constituir la plataforma, informar a los ciudadanos a través de charlas formativas y definir unos principios y un proceso de denuncia.
 
 

Ante las declaraciones del vicepresidente de la Federación de Asociaciones Vecinales de la Zona Urbana (FAV) que dijo que realmente debían asegurarse de que se trataba de una alarma social antes de «exigir responsabilidad al Ayuntamiento», la presidenta vecinal de La Camocha le replicó: «¿Es que en la Federación de Asociaciones de la Zona Urbana no se enteran? ¿Dónde estaban cuando incluso se llegaron a formar motines en la Torre del Reloj y se presentaron más de 4.000 recursos?»

 

Durante la asamblea se criticó el «obstruccionismo» de las asociaciones de vecinos de la zona urbana por no transmitir el «generalizado descontento» vecinal y la preocupación existente en la ciudad por este asunto, unas asociaciones a las que se tildó de «complacientes» con el poder municipal y de olvidarse de los intereses vecinales.

 

Otro de los afectados subrayó el hecho de que en la zona urbana, muchos gijoneses no tenga representación ante el problema ya que «existe una menor implicación por parte de las asociaciones, causada por la influencia política de las instituciones».

 

Un buen número de asistentes manifestó su firme voluntad de constituir la plataforma, «porque no somos del todo conscientes de lo que se nos viene encima», y volverá a convocarse una segunda reunión para constituirla definitivamente y empezar su labor divulgativa, «porque esto nos repercute a todos en nuestra vida cotidiana y entre todos tenemos que pararlo». 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *