La plataforma del hospital denuncia el retraso para integrar el centro en la red pública

La plataforma de asociaciones en defensa del Hospital de Arriondas reanudó ayer su causa recordando los deberes pendientes en el área sanitaria de la comarca del oriente. Entre estas tareas, la más importante y urgente, en opinión de este colectivo, formado por alrededor de treinta asociaciones, es la integración definitiva del Grande Covián en el Sespa

Manifestación de usuarios del hospital de Arriondas, el pasado mes de febrero.

 

 

«Hace más de seis meses que la Junta General del Principado votó el desarrollo de una ley para integrar nuestro hospital. Una ley que no hubiera hecho ni falta si el Principado hubiese tenido voluntad de hacer de nuestro hospital un hospital público, como hicieron con sus fundaciones sus correligionarios gallegos y andaluces», subrayó ayer Agustín López-Rivas, portavoz del colectivo.

 

Los usuarios del Grande Covián rescataron ayer esta prometida ley de integración del hospital impulsada por el Partido Popular y que contó con el respaldo absoluto de Izquierda Unida en el parlamento asturiano, con el fin de que no caiga en el olvido y confiando en que la incorporación de IU al Gobierno asturiano sirva para instar al PSOE a dar este paso, que consideran «vital para los ciudadanos de esta comarca ya que tenemos los mismos derechos que el resto de asturianos, pagamos los mismos impuestos y merecemos una sanidad con el mismo presupuesto y dependiente de la red pública», apuntó López-Rivas, quien mostró la preocupación de los usuarios por el hecho de que, transcurridos ya seis meses desde que se impulsó la ley, «poco se sabe y los plazos que recoge el texto no parecen preocupar a sus señorías, ya que debería estar lista para el 1 de enero del 2009».

 

El colectivo hizo, además, hincapié en su preocupación por los cambios en el panorama político asturiano debido a la entrada de IU en el Gobierno regional, tras firmar un pacto con los socialistas. La plataforma de usuarios señala que en este pacto no aparece por ninguna parte como objetivo prioritario la integración del Grande Covián en la red pública. «Pero sí figuraba en el acuerdo de la anterior legislatura. También es cierto que no pasó de ser papel mojado, pero si IU mantiene su compromiso con la integración, como demostró apoyando la citada proposición de ley del PP. ¿Por qué no aprovechar su entrada en el poder ejecutivo para comprometer a sus compañeros de gobierno en su desarrollo especificándolo por escrito?», se preguntan los usuarios.

 

Otro aspecto que genera más preocupación ante el incierto futuro del hospital del oriente es su transformación en fundación pública. Un paso que, según los usuarios, resulta impreciso e insuficiente, ya que este trámite no garantiza que el Hospital de Arriondas vaya a tener un diseño de hospital público, ni en términos de financiación, ni de instalaciones, ni de cartera de servicios y tampoco de plantilla.

 

En este sentido, el colectivo apunta que «basta recordar que para una población similar nuestro hospital tiene en plantilla casi un 30 por ciento menos de auxiliares de clínica que el Hospital de Jarrio. De médicos especialistas, ni hablemos», subrayó el portavoz del colectivo.

 

La plataforma, que surgió en el mes de enero en mitad de un período de huelgas en el Grande Covián que dejó una lista de espera de más de 3.000 pacientes, hace hincapié en la idea de que «la única forma de salvar a este hospital es integrarlo en la red pública, sin más excusas», concluyó López-Rivas.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *