Las Cajas de Ahorros estiman que la economía española está en caída libre y que el año próximo será nefasto

InSurGente.- La Fundación de las Cajas de Ahorros (Funcas) cree que la economía española entrará en recesión en la segunda parte de este año, aunque cerrará el ejercicio con un crecimiento medio del 1,1%. Lo peor llegará en 2009, año en que la economía se contraerá un 0,5%. Esto se traduciría en cientos de miles de nuevos desempleados, pérdida del poder adquisitivo, y un reducción del consumo.


De confirmarse esta previsión, sería la primera vez desde la última recesión, en el año 1993, en que la economía española perdería volumen en términos reales. En aquella ocasión, el retroceso fue del 1% y la tasa de paro alcanzó el 24%.

El deterioro de la situación va a ser rápido e intenso, a juicio de las cajas, que ayer hicieron públicas las nuevas previsiones. Son más negativas que las publicadas en julio pasado y se encuentran por debajo de la media de consenso de los analistas divulgada antes del verano, un 1,7% en 2008 y un 1% en 2009.

De aquellas fechas es también la última previsión oficial (1,6% para 2008 y 1% en 2009), que podría revisarse a finales de septiembre, cuando el Gobierno envíe los Presupuestos del año próximo al Congreso. Funcas ha inaugurado el curso pintando este negro panorama, que empezaría a despejarse en el segundo semestre del año que viene.

Queda casi un año por delante de ajuste muy duro, a juicio de la fundación de las cajas, con los problemas que se arrastran desde el pasado año. Entre los más graves, un sector de la construcción con dificultades aún durante bastantes trimestres.

El consumo de las familias mantendrá la debilidad a causa, sobre todo, de la caída del empleo, la pérdida de poder adquisitivo, el elevado endeudamiento, los altos tipos de interés, la restricción crediticia y un aumento de la propensión a ahorrar por miedo al futuro, dicen las cajas.

Aunque el petróleo haya dado un respiro en las últimas semanas, sigue estando caro, a juicio de Funcas. El contexto exterior ha empeorado, con varias de las grandes economías (Francia y Alemania) en números rojos. Como remate, la crisis financiera que no acaba de desaparecer y su efecto sobre «la salud de las instituciones».

El empleo se va a resentir de forma severa. Habrá destrucción de puestos de trabajo, tanto este año como el que viene. La tasa de paro (ahora en el 10,44%) se elevará al 11,3% y al 14,8% en estos dos años. Habrá un crecimiento del empleo en 2010, a juicio de Funcas, pero la tasa de paro escalará hasta el 16% dentro de dos años.

Si falla el empleo, las familias tendrán que limitar el consumo. La fundación de las cajas estima que los hogares apenas gastarán un 1% más este año y que en 2009 el recorte será del 0,4%, para recuperarse un 1,3% en 2010.

Caída libre
Y si no hay consumo y está cerrado el grifo del crédito, las empresas no invierten en sus negocios. Durante estos tres años, las cajas creen que la inversión va a ser negativa. En especial, en el sector de la construcción, que seguirá en caída libre, con retrocesos del 9,3% y del 17,6% en estos dos años.

El parón económico que vaticina Funcas dejará las arcas públicas sin el superávit de estos últimos años, como ya ha empezado a suceder este verano. Según su previsión, el déficit será del 0,6% del PIB este año, del 2,4% en 2009 y del 3% en 2010.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *