Desde enero hasta noviembre de 2008, han perdido la vida 38 personas en accidentes laborales en Asturias

A pesar de todos los planes y presupuestos algo está fallando. Instrumentos existen, la administración central presume de una Ley de Riesgos Laborales avanzada y casi perfecta que, dado lo visto, está fracasando. El gobierno asturiano  posee instrumentos potentes, si atendemos a las campañas de propaganda y publicidad con las que se nos machaca hasta la saciedad, como el Instituto Asturiano de Prevención de Riesgos Laborales (IAPRL), el ACEBA, la Consejería de Trabajo, la Inspección de Trabajo, los departamentos de seguridad de las empresas y los sindicatos CC.OO, UGT, y USO que reciben cuantiosas subvenciones para cursos. A pesar de todo, los propios sindicatos así lo denuncian, los accidentes laborales mortales en Asturias aumentaron un 13% en 2008. Desde enero hasta noviembre de 2008 en Asturias, han perdido la vida 38 personas , seis más que en el mismo período de 2007

 

 

Los accidentes mortales en el ámbito laboral han aumentado un trece por ciento desde enero hasta noviembre en Asturias, un periodo en el que han perdido la vida 38 personas, seis más que en el mismo período de 2007.

 

Así lo ha anunciado hoy el secretario de empleo de UGT de Asturias, Pedro García, con datos extraídos del Informe de Siniestralidad Laboral hasta Noviembre durante la presentación de la campaña de prevención «Las drogas y el alcohol multiplican los riesgos de accidentes de trabajo».

 

Por su parte, el responsable de Salud Laboral de CCOO de Asturias, Jeremías Dos Santos Zapico, ha insistido en un comunicado que «se está fracasando de manera estrepitosa en la prevención y vigilancia de la siniestralidad laboral en la región, y que el Instituto Asturiano de Prevención de Riesgos Laborales (IAPRL) tiene que despabilar para atajar esta lacra intolerable».

 

Zapico también ha indicado que el aumento de las víctimas mortales ha empañado otros datos «no tan dramáticos», ya que según el muestra el informe de siniestralidad laboral, se aprecia un descenso de los accidentes leves y graves en un 3,75 y un 18,81 por ciento respectivamente.

 

Por sectores, los mayores incrementos de víctimas mortales se han registrado en la construcción donde han pasado de seis a diez y en el transporte que ha pasado de cero a cuatro en los once primeros meses de 2008 en relación con el mismo período de 2007.

 


 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *