Los vecinos de Muñó (Siero) mantienen sus protestas hasta que se confirme el arreglo de la carretera

Ni siquiera las bajas temperaturas registradas en Siero en la noche del viernes disuadieron a los vecinos de Muñó, que por tercer sábado consecutivo cortaron la AS-248, que une Pola de Siero con Gijón, en señal de protesta por el mal estado de la carretera local que comunica la vía regional con la Pola atravesando toda la parroquia de Muñó y la localidad noreñense con La Felguera

 

 

 Los vecinos de Muñó, ayer, durante el corte de carretera

 

Los ciudadanos ya no creen en palabras, quieren papeles y firmados

 

Precisamente, el alcalde de Noreña, César Movilla, anunció esta misma semana que estaba gestionando con el consejero de Infraestructuras y el director general de Carreteras la adecuación de la vía, la cual debería ejecutarse durante el verano. Pese a que los vecinos consideran positivo el anuncio, señalaron su intención de seguir manifestándose semanalmente «hasta que nos presenten un compromiso por escrito».

 

En la manifestación de ayer, la carretera quedó cortada entre el mediodía y la una de la tarde. El corte se produjo a apenas 200 metros del enlace con la Autovía Minera.

 

El mal estado de las carreteras locales moviliza a los vecinos de Ordiales y Muñó, que suman sus protestas a otros núcleos y piden mejoras urgentes

 

 

 Los vecinos de Ordiales, concentrados en protesta por el mal estado de la carretera

 

Una carretera llena de peligros que por desgracia se confirman

 

 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *