Más de 20 muertos y 21 heridos por accidente en submarino nuclear ruso, no hay peligro para el reactor

La situación de emergencia tuvo lugar el pasado sábado, 8 de noviembre, cuando el submarino con 208 personas a bordo realizaba pruebas de movimiento en alta mar. La clase y el nombre del sumergible no se revelan pero fuentes de un astillero local reportaron en octubre pasado que en la zona acababan de iniciarse los ensayos del submarino Nerpa, o Akula según la clasificación de la OTAN

 

 

 

Estado del submarino ruso K-141 Kursk, donde murieron 118 personas,

cuando fue rescatado del fondo del mar en 2001

 

 

El accidente –resultado de una activación imprevista del sistema de extinción de incendios en uno o dos compartimientos del sumergible– se produjo en la proa, de manera que no afectó al trabajo del propulsor nuclear situado en la popa ni alteró la manejabilidad de la nave, aseguró un alto oficial de la Flota rusa del Pacífico.

 

«El reactor no ha sufrido daños y funciona de acuerdo con el reglamento«, dijo la fuente.

 

El portavoz de la Armada rusa, capitán de navío Igor Digalo, también afirmó que el nivel de radiactividad «no excede la norma» y que el submarino sigue navegando de forma autónoma con rumbo a una base en Primorie, en la costa rusa del Pacífico. Le acompañan dos buques: el antisubmarino «Almirante Tributs» y la nave de rescate «Sayani». Al «Almirante Tributs» fueron trasladados ya 21 heridos en estado de diversa gravedad.

 

El presidente ruso Dmitri Medvédev ordenó al titular de Defensa, Anatoli Serdiukov, mantenerle al corriente de la situación y llevar a cabo una investigación rigurosa a raíz de lo ocurrido, así como prestar toda la asistencia posible a los familiares de las víctimas.

 

El viceministro primero de Defensa, coronel general Alexander Kolmakov, y el jefe de la Armada, almirante Vladímir Visotski, ya se desplazaron al lugar de la tragedia.

 
 
El accidente más grave en la historia de la flota rusa de sumergibles se produjo el 12 de agosto de 2000 en el Mar de Barents: 118 personas murieron cuando el submarino nuclear «Kursk» se hundió a una profundidad de 107 metros.

 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *