¡Migrar o buscar refugio no es un crimen! ¡Es un derecho humano!

El llamado es una invitación a comprometerse y construir juntos un nuevo régimen que afirme que todos somos migrantes y refugiados.

Campamento de migrantes en Lesbos, Grecia.

 

Los viajes de migrantes y refugiados que terminan en fosas comunes en el Mediterráneo o en el abandono o lesiones en los desiertos del África del Norte; a lo largo de la frontera entre los Estados Unidos y México; en los campamentos Rohingya de Bangladesh o en los campamentos cuasi permanentes de varios países de África y el Oriente Medio tienen su momento de atención corta en los medios de comunicación hegemónicos. Pero hay otro viaje paralelo del que rara vez se habla en los medios de comunicación – el viaje de la búsqueda de una vida humana ante el desplazamiento forzoso de una comunidad y un territorio, ya sea por la reestructuración mundial del trabajo, el extractivismo de las empresas, la destrucción del medio ambiente y de la fuente de sustento, o el cambio climático y las guerras continuas. Este es el viaje para seguir el sueño – de otra vida – de una dignidad libre de degradación y persecución.

 

Es este viaje paralelo el que se ha vivido en el proceso del 45 ª Sesión del Tribunal Permanente de los Pueblos (TPP). Son los pueblos migrantes y refugiados que han sobrevivido a los viajes de la muerte – quienes han hecho la crónica de sus protagonismos por los derechos humanos a través de este proceso. Esta 45ª Sesión del TPP, sobre las Violaciones con impunidad de los derechos humanos de los pueblos migrantes y refugiados, convocada en 2017 por una red de organizaciones de migrantes, refugiados, movimientos sociales, derechos humanos y solidaridad, se convirtió en un viaje colectivo que comenzó en Barcelona en 2017, recorriendo durante tres años Palermo, París, Barcelona, Londres, Bruselas y Berlín en una serie de Audiencias Públicas.

 

El 16 de diciembre, la Sentencia del TPP de Berlín sobre la Audiencia de Berlín (enmarcada en el derecho humano a la salud) fue presentada en una Audiencia Pública (online) junto con la Llamada a un Pacto Mundial de Solidaridad por los Derechos de los Pueblos Migrantes y Refugiados presentada por la red de organizaciones co-convocantes de la 45ª Sesión del TPP.

 

Sobre la base de las pruebas acumuladas, la Sentencia del TPP en Berlín (aquí el enlace https://cutt.ly/HhBhj47 https://cutt.ly/DhBhlcx) ha puesto de relieve lo que ya se identificó inicialmente en Palermo como “crimen sistémico” perpetrado en las fronteras externas e internas de la UE. Estos crímenes con impunidad, incluyendo la criminalización de la solidaridad, se consideran el resultado de la necropolítica que ha llegado a dominar la política y la práctica europea en materia de migrantes y refugiados en los últimos años y que el TPP califica de “genocidio continuo”.

 

En septiembre de 2020, la Comisión Europea publicó su Pacto de la UE sobre la Migración y Asilo. Este ha sido ampliamente criticado por haber perdido una oportunidad estratégica de abandonar su necropolítica hacia los pueblos migrantes y refugiados y por no haber cumplido con su responsabilidad de abrir una nueva era que se basaría en un marco de derechos humanos.

 

Por lo tanto, el Llamado por el Pacto Mundial de Solidaridad se presenta como una invitación a comprometerse y formar parte del desafío de construir juntos un nuevo régimen que afirme que todos somos migrantes y refugiados y que los derechos humanos nos pertenecen a todos y cada uno de nosotros.

 

Lanzado con más de 500 firmas (organizaciones e individuos), el Pacto Global de Solidaridad está abierto a la firma de todas las regiones del mundo. El enlace al texto (ES, EN, FR, IT) y para las adhesiones se encuentra aquí: https://cutt.ly/agRFpsd

 

– Brid Brennan, Programa de justicia económica, Instituto Transnacional (TNI)

Para más información:

Paloma Chen <P.Chen@transnationalmigrantplatform.net>

https://www.alainet.org/es/articulo/210301

    Leave a Reply

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *