Moscú condena el atentado que costó la vida a siete soldados rusos de paz en Osetia del Sur

El Ministerio de Asuntos Exteriores de Rusia condenó hoy el atentado en Osetia del Sur que costó la vida a siete soldados rusos de paz, «Ese crimen prueba que determinadas fuerzas buscan desestabilizar la situación en el Cáucaso y minar los esfuerzos encaminados a restablecer la paz y la seguridad en la región», comentó la cancillería

 EFE.  03/10/2008

La explosión se produjo junto al cuartel general de las fuerzas de paz rusas

Al menos siete personas han muerto y otras cuatro han resultado heridas al explotar un vehículo aparcado junto al edificio del cuartel general de las fuerzas de paz rusas en Tsjinvali, capital de la región separatista de Osetia del Sur, según informaron las autoridades locales.

«Según datos preliminares, un vehículo aparcado junto al edificio en el que se encuentra el cuartel general de las tropas de paz fue volado a las 16.45 hora local», precisó la responsable del Comité de Información de Osetia del Sur, Irina Gaglóyeva, citada por la agencia oficial rusa Itar-Tass.

Previamente, se registró otra explosión en el distrito de Leninogrosk de la capital separatista, en la que resultaron heridas dos personas.

El líder suroseta, Eduard Kokoiti, ya ha acusado a Georgia de llevar a cabo una política de terrorismo de Estado. «Los últimos atentados terroristas en Osetia del Sur demuestran que Georgia no renuncia a su política de terrorismo de Estado. No nos cabe duda alguna de que estos actos terroristas han sido llevados a cabo por los servicios especiales georgianos», afirmó.

Por su parte, una fuente del ministerio ruso de Exteriores dijo que «fuerzas que intentan desestabilizar la situación están detrás de la explosión». Aunque no especificó qué fuerzas, los analistas afirman que se la acusación se refiere claramente a Georgia, según informa la agencia RIA y recoge REUTERS.

Antes del surgimiento del reciente conflicto el 7 de agosto, cuando fuerzas blindadas georgianas entraron en Tskhinvali, la capital de la región separatista, menos de 500 soldados rusos se encontraban en Osetia del sur como parte de una tropa de paz que también incluía fuerzas georgianas.

En Abjasia, la cifra estaba limitada a un máximo de 2.500 soldados. Pero tras el conflicto, Rusia reconoció a las regiones separatistas como estados independientes y anunció que establecería de forma permanente 3.800 soldados rusos en cada región.

Medvedev se comprometió a completar la retirada de sus tropas de territorio georgiano antes de la medianoche del viernes al sábado. El miércoles, los observadores europeos habían iniciado la supervisión del cese el fuego y del retiro de las tropas rusas de la región. Sin embargo, únicamente pudieron efectuar dicha tarea en las zonas «tapón» dispuestas por Rusia, en torno a Osetia del Sur y Abjasia.

 

Publicada el
Categorizado como Breves

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *