Nuevas Generaciones, Pilar Rahola, y diputados del PSOE en la Embajada de Israel en apoyo al genocidio palestino

Alrededor de 3.000 personas, según los organizadores, se concentraron este domingo ante la Embajada de Israel en Madrid para mostrar su apoyo a la operación militar israelí

Agencias

Alrededor de 3.000 personas, según los organizadores, se concentraron este domingo ante la Embajada de Israel en Madrid para mostrar su apoyo a la operación militar israelí en la Franja de Gaza.

La organización convocante, la Asociación de Solidaridad España-Israel (ASEI), denunció además la manipulación informativa del conflicto y responsabilizó a Hamás de las víctimas tanto israelíes como palestinas.

Contra Hamas

«Es una concentración contra el terrorismo de Hamás, una concentración de apoyo a Israel, una concentración de españoles que quiere denunciar que el pueblo palestino está secuestrado por una organización terrorista«, afirmó Fernando Álvarez, presidente de la ASEI. «No estamos contra el pueblo palestino en absoluto», añadió.

Álvarez emplazó además al Gobierno español a apoyar y garantizar el alto el fuego anunciado ayer por las autoridades israelíes e insistió en que desde su organización lamentan «terriblemente» que haya víctimas, «vengan del lado que vengan», pero aseguró que éstas «son consecuencia de la actuación de Hamás».

Antes de la lectura del manifiesto se recordó desde la tribuna que en 2009 se cumplen 23 años de relaciones diplomáticas entre Israel y España y se apeló a la solidaridad española «con una sociedad afín a la nuestra». En ambos países, dijo uno de los miembros la ASEI, hay «víctimas del terrorismo».

Simulacro de ataque

Después, se realizó un simulacro de alerta de ataque con el sonido de las sirenas que suenan en las localidades israelíes cuando hay aviso de lanzamiento de proyectiles desde la Franja de Gaza. Posteriormente se guardó un minuto de silencio por las víctimas israelíes y también por las palestinas.

Rostros conocidos

Entre los asistentes -además de rostros conocidos como los del periodista Herman Tersh, Pilar Rahola, Jon Juaristi, o el popular, presidente de NNGG, Pablo Casado, había españoles, israelíes, venezolanos y cubanos residentes en España. «Queremos mostrar nuestra solidaridad con el pueblo israelí», afirmó uno de los manifestantes. Asimismo, denunció el «cinismo» del Gobierno español, que «dice una cosa y practica la otra«. Sin embargo, al ser preguntado sobre su opinión sobre la posibilidad de que España envíe tropas a la frontera entre Egipto y la Franja de Gaza, este manifestante se mostró en contra.

Entre las pancartas podían leerse lemas como «Palestinos sí, terroristas no», «Israel quiere la paz«, «Periodistas: queremos información, no manipulación» o «Activista soy yo, que pertenezco a Green Peace (sic). Los de Hamás son terroristas».

Durante el acto también intervino el embajador de Israel en España, Raphael Schutz, quien agradeció en nombre de la población israelí «esta muestra de cariño y solidaridad». «Inocentes y civiles, lloramos a los nuestros y también a los del otro lado. Esta es la gran diferencia entre esta manifestación y otras», dijo.

Schutz recordó los «ocho años de acoso, agresión y castigo colectivo que ningún gobierno puede tolerar«, en referencia al lanzamiento de proyectiles desde la Franja de Gaza hacia Israel. «El peor enemigo de la paz, el peor enemigo de los palestinos es Hamás», aseguró el embajador.

Durante el acto intervinó un diputado del PSOE

Intervino el diputado del PSOE en la Asamblea de Madrid Juan Antonio Ruiz Castillo, quien manifestó su denuncia contra cualquier manipulación contra Israel y apeló a combatir estas manipulaciones «dialéctica y democráticamente».

Sin embargo, desde ciertos sectores de los manifestantes concentrados se abucheó a Ruiz Castillo y se interrumpió su intervención al grito de «¡díselo a tu jefe!» en referencia velada a la posición del presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero.

Ruiz Castillo concluyó su discurso haciendo tres llamamientos: «A la paz, a la convivencia pacífica de Israel con todos los pueblos de la región y al derecho a la existencia del Estado y del pueblo de Israel«.

El manifiesto fue leído por David, un joven hispano-israelí de 16 años. El texto denunció la utilización de la población palestina como rehén y como escudos humanos por parte de Hamás.

Un tratamiento sesgado

«Denunciamos el injusto y demagógico tratamiento informativo que nuestros medios de comunicación están dispensando a una operación legítima desde el punto de vista del derecho internacional», afirmó David durante la lectura del manifiesto.

«Esos medios que tildan el derecho de Israel a defenderse de ‘desproporcionado’, cuando lo único desproporcionado es su parcial e inaceptable ataque a un gobierno democrático«, dijo.

En el documento también se recuerda a los miles de personas que secundaron el pasado domingo una concentración ante la embajada israelí «convocadas bajo el deplorable lema ‘Paremos el genocidio palestino'». «El apoyo unívoco a una de las partes, el pueblo palestino, no ayuda a resolver este contencioso (…). Situar al pueblo palestino como mera víctima no favorece la consecución de una solución justa y duradera», prosigue el comunicado.

Por último, el manifiesto emplaza al Gobierno español a «que garantice la libertad de expresión y la integridad física de quienes discrepamos con los supuestos ‘poseedores de la verdad absoluta’, y le pedimos que custodie a todos sus ciudadanos por igual y sea firme en la lucha contra el antisemitismo».

www.kaosenlared.net/noticia/nuevas-generaciones-pilar-rahola-diputados-psoe-embajada-israel-apoyo-

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *