Otegi plantea «confrontar con el Estado en su punto débil, el terreno político»

Fue una entrevista extensa -cerca de dos horas- e intensa -con una sala abarrotada, reflexiones profundas y no pocos aplausos-. GARA abrió un «plató» para que más de 600 personas escucharan en vivo y en directo las respuestas de Arnaldo Otegi a las variadas preguntas de tres periodistas de renombre: Carmen Lira, directora de «La Jornada»; Giuliana Sgrena, periodista de «Il Manifesto» experta en conflictos internacionales; e Iñaki Iriondo, cronista político de este diario. Se habló mucho del último proceso de negociación, pero más aún de recetas de futuro frente al actual bloqueo. Y también de los presos, Azpeitia, la crisis, Marx, Kosovo, Gaza, Evo Morales u Obama. Un acto informativo de masas y, sobre todo «libre», como reza la campaña del décimo aniversario de GARA.

 

 

Tres periodistas con perspectivas diferentes y un entrevistado dispuesto a responder a todo, sin pelos en la lengua. Con estos ingredientes se cocinaron dos horas de entrevista que se resumen así:

 

Carmen LIRA: Después de 50 años, ¿dónde estamos?

 

El diseño de la transición es un diseño fallido, sobre todo porque no correspondió a los intereses populares de este país. Fue la izquierda abertzale quien lo denunció y planteó una alternativa. Yo no me atrevería a decir que los procesos de negociación han sido fallidos, porque en todos hemos avanzado. Ahora estamos en una situación difícil porque hay un Estado con escasa cultura democrática que es incapaz de entender que la solución pasa por una aritmética democrática. Pero quiero ser optimista, quiero ser militante de la esperanza. Más temprano que tarde, existirá un proceso de negociación porque hay una mayoría popular que lo desea.

 

Giuliana SGRENA: Está claro que siempre ha habido una presión popular para lograr más democracia en el País Vasco, pero para eso hace falta también mediación internacional. ¿Es posible imaginarla en este momento?

 

Sin duda. Aunque nunca hemos entrado al detalle, en el último proceso de negociación hubo importantes estados europeos presentes, y creo que sería posible decir hoy que esos estados no han perdido el interés por ayudar a solucionar el conflicto en términos democráticos. La solución se va a dar en un contexto europeo, y el contexto europeo nos dice que es posible construir un Estado en Europa si se articula una mayoría democrática suficiente. La izquierda independentista tiene que hacer un esfuerzo por situar el problema en el contexto europeo. Su posición es entendida ahí como una alternativa razonable.

 

Iñaki IRIONDO: Insiste en que habrá un nuevo proceso de negociación. ¿Qué tiene que hacer la izquierda abertzale para ello?

 

El proceso de negociación no es un objetivo en sí mismo, es un medio más. No puede existir una estrategia que ciña todo a una dinámica negociadora. ¿Qué tiene que hacer la izquierda abertzale? Reincorporar a su actitud sicológica la voluntad de ganar. No nació para resistir y para desgastar, sino para llevar a este país a un Estado desde la izquierda. Estoy convencido de que la izquierda abertzale tiene proyecto, honestidad revolucionaria y alternativa social. Tiene que demostrarle otra vez al Estado que no tiene un problema con unas determinadas siglas políticas, sino con una mayoría de este país. Me parece importante, como primer paso, la suma de fuerzas para pasar de las luces cortas a las largas. Ambición de ganar, acumulación de fuerzas y confianza en nuestras propias fuerzas.

 

 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *