Otros 13 militares destituidos por ejecuciones en Colombia

El Gobierno de Álvaro Uribe retiró del servicio activo a 27 efectivos del Ejército a finales de octubre, en medio de una investigación por la desaparición de 11 jóvenes que fueron falsamente reportados como muertos en combate, y este domingo se hace pública la destitución de otros 13 militares por similares circustancias

 

 

 

40 militares del Ejército Colombiano separados de sus cargos por «falsos positivos»

 
 
 

 

El Gobierno colombiano destituyó a otros 13 militares implicados en ejecuciones extrajudiciales en el país y emprendió averiguaciones a 15 policías que se presume están implicados en la masacre de cinco personas.

La información fue difundida por el ministro de defensa de Colombia, quien además explicó que la masacre fue cometida por un grupo armado ilegal, presumiblemente paramilitares de derecha, en el norte del país.

El Gobierno de Álvaro Uribe retiró del servicio activo a 27 efectivos del Ejército a finales de octubre, en medio de una investigación por la desaparición de 11 jóvenes que fueron falsamente reportados como muertos en combate, y este domingo se hace pública la destitución de otros 13 militares por similares circustancias.

Estas muertes conocidas como la masacre de Soacha, están siendo investigadas pues se presume que los 11 jóvenes fueron asesinados por funcionarios del Ejército Colombiano.

En esta ocasión, los 13 militares son investigados por su responsabilidad en la muerte de siete personas que aparecieron fallecidas cerca del municipio de Sahagún, en el departamento de Córdoba, y que forman parte de los denominados «falsos positivos», dijo el ministro de Defensa, Juan Manuel Santos.

Los llamados «falsos positivos» son personas ajusticiadas por militares acusadas falsamente de pertenecer a la guerrilla.

«Ya hay gente retirada de las Fuerzas Militares, ya hemos tomado medidas, los casos están en la Fiscalía y en la Procuraduría», declaró el funcionario.

Colombia enfrenta un escándalo por violaciones a los derechos humanos cometidas por efectivos de las Fuerzas Militares.

Estos abusos pueden demorarel la aprobación de un Tratado de Libre Comercio de Colombia con Estados Unidos, debido a la oposición de los demócratas del país del norte, que exigen más respeto a los derechos humanos y protección a los dirigentes sindicales.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *