Se publicó en el Boletín Oficial la ley de expropiación de Aerolíneas Argentinas, que vale «un peso»

La expropiación de Aerolíneas Argentinas y Austral quedó oficializada hoy con la publicación en el Boletín Oficial de la ley 26.466 sancionada por el Congreso semanas atrás. Su principal accionista es la española Viajes Marsans

 

 

 

En su artículo primero, la ley declara de «utilidad pública y sujetas a expropiación, conforme lo establece la Ley 21.499, las acciones de las empresas Aerolíneas Argentinas Sociedad Anónima y Austral Líneas Aéreas Cielos del Sur Sociedad Anónima y de sus empresas controladas».

Indica, además, que «para garantizar la continuidad y seguridad del servicio público de transporte; el mantenimiento de las fuentes laborales y el resguardo de los bienes de las empresas», el Poder Ejecutivo «ejercerá desde el momento de la entrada en vigencia de la presente ley todos los derechos que las acciones a expropiar le confieren».

Asimismo señala que el Ejecutivo «instrumentará los mecanismos necesarios a los fines de cubrir las necesidades financieras derivadas de las empresas» y que «las operaciones y las adecuaciones presupuestarias que correspondan realizar a tal efecto, serán informadas a la Comisión Bicameral de Reforma del Estado y Seguimiento de las Privatizaciones».

La Ley de Expropiaciones de Argentina, aprobada en 1977, establece que el objeto de expropiación debe ser antes declarado de «utilidad pública» y que por él debe pagarse una indemnización que «solo comprenderá el valor objetivo del bien y los daños que sean una consecuencia directa e inmediata de la expropiación».

 

Según esta norma, el Estado deberá pagar la indemnización de acuerdo a lo que establezca el Tribunal de Tasaciones de la Nación, organismo que ya determinó que Aerolíneas tiene una valoración negativa de 832 millones de dólares, por lo que el Estado debería pagar un «valor simbólico» de un peso.

 

El 17 de diciembre, con el impulso del oficialismo, el Senado sancionó la ley que habilita la reestatización definitiva de las dos líneas aéreas. La ley obtuvo 42 votos a favor contra 22 de la oposición, que se quejó porque toda la sociedad argentina deberá hacerse cargo del enorme pasivo que deja la empresa privada: su patrimonio negativo es de 2.500 millones de pesos según la Auditoría General de la Nación, sin contar los casi 1.000 millones que ya desembolsó el Estado desde julio, para que la compañía siga funcionando.

En septiembre el Congreso había aprobado el «rescate» de Aerolíneas y Austral. Aerolíneas está concursada desde junio de 2001 (no así Austral), pero lo que atendieron por entonces los legisladores era el abrumador pasivo post-concursal, que a fines de junio sumaba 890 millones de dólares.

 

En noviembre pasado el gobierno ya había intervenido Aerolínea

 

Marsans recurre la expropiación de Aerolíneas Argentinas y Austral ante el CIADI

 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *