Y se quedó tan traquiela. La ministra de Defensa, Carmen Chacón, sostiene que «los ejércitos del siglo XXI son pacifistas»

 

 

 

 

 

No sabemos si su electorado es tan, pero tan fiel y cautivo que diga lo que diga y haga lo que haga, su presencia está segura. De otro modo es difícil de entender que la ministra de Defensa, y líder de los socialdemócrtas catalanes, se descuelgue con declaraciones de tamaña ignorancia. Carme Chacón dice que es pacifista, pero sobre la presencia del ejército patrio en Afganistán, siendo cómplice de la matanza de civiles, no dijo una palabra, ni sobre el papel de la OTAN, ni el seguidismo al imperio de Mr. Bush, ni… .

El Confidencial/insurgente.-
Desde que fue nombrada ministra de Defensa, hace apenas seis meses, Carme Chacón ha sido portada y noticia destacada muy a menudo. La catalana es un filón en cuanto a titulares y fotografías. Su embarazo, su condición de mujer en un mundo de hombres… y, hoy mismo, su declarado sentimiento pacifista la ponen en el ojo del huracán y la polémica. Esta vez ha sido en el suplemento El País Semanal donde Chacón se ha confesado y definido como «madre y ministra».

En un amplia entrevista cercana y poco habitual, la ministra afirma que «soy pacifista, y los ejércitos del siglo XXI también lo son», en referencia a los 125.500 militares y 32.000 civiles que emplea su Ministerio. «Éstos no son los tiempos del intervencionismo militar. Tenemos un Ejército sometido al poder civil, y ésa es la primera convicción de quien se pone al frente», continúa Chacón.

La ministra socialista recuerda su nombramiento como una noticia que le produjo «honor, gratitud y responsabilidad». Desde ese momento, dice no habar parado de «trabajar», y uno de sus asuntos pendientes, según dice es «aprobar la Ley de Derechos y Deberes de los militares con la unanimidad del Congreso».

Lo que más le interesa es encontrar la forma de que los «mensajes» que quiere enviar a la opinión pública y la sociedad en general lleguen rápido . En su cabeza los tiene bien trazados: en primer lugar, «que las mujeres ya no estamos detrás de los hombres, sino a su lado. Y dos: bienvenidos a las Fuerzas Armadas democráticas, al Ejército del siglo XXI».

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *